21 de Septiembre de 2018

Opinión

Ramanujan

Se estrenó en México 'El hombre que conocía el infinito', un filme biográfico que aborda la vida y obra del ilustre matemático hindú Ramanujan.

Compartir en Facebook RamanujanCompartir en Twiiter Ramanujan

El 25 de diciembre se celebra el nacimiento de un hombre que cambió el curso de la historia y que habría de dejar muchos discípulos que continuarían su trabajo: Isaac Newton. Con su Principia mathematica y su Ley de la gravitación universal nos mostró una nueva forma de entender el mundo. Lo mismo ocurrió siglos después con uno de sus apóstoles: Srinivasan Ramanujan. 

Y ustedes se preguntarán: ¿esta columna es de divulgación científica o de cultura? ¡Pues ambos! Pero no, esto viene a cuento debido a que este año se estrenó en México “El hombre que conocía el infinito”, un filme biográfico que aborda la vida y obra del ilustre matemático hindú Ramanujan, admirador del físico Sir Newton. Teniendo a Dev Patel como protagonista (Quisiera ser millonario), a Jeremy Irons (Lolita) y a Toby Jones (Berberian Sound Studio), la biopic se centra en contarnos la relación entre el matemático y académico G.W. Hardy y el genio que llegó de la India para desconcertar a Cambridge y al mundo occidental.

Si bien la historia y la anécdota de todo esto son suficientes para llamar la atención de cualquiera que guste de producciones “basadas en la vida real”, que siempre son candidateables al Oscar, la película de Matt Brown se queda corta en sus aspiraciones, pues aunque cuenta con un ensamble actoral inmejorable, lo predecible del guión y vacíos argumentales arruinan toda posibilidad de que el espectador se identifique con los personajes. Lo mismo ocurre con una trama cuya narrativa lineal y convencional aburre por momentos.

Lo peor del asunto es que no le hace justicia a Ramanujan, ya que en el filme aparece como un fenómeno, un prodigio de las matemáticas autodidacta y sin educación que llega hasta las altas esferas de la academia inglesa, cuando, en la realidad, si bien Ramanujan fue un genio a la altura de Newton -algunas de sus contribuciones hechas hace casi 100 años hoy en día sirven para estudiar los hoyos negros-, lo cierto es que desde pequeño destacó en el colegio y llegó a estudiar en la universidad en su país natal, pero por diversas circunstancias tuvo que abandonar la carrera.

Luego entonces, estamos ante una producción francamente olvidable que una vez más incorpora el exotismo y la discriminación como elementos dramáticos cuya obviedad resulta chocante. Con todo, es una película que se deja ver, cuyo mayor mérito es sacar a la palestra a una figura un tanto olvidada, el hindú que calculó y conoció el infinito: Ramanujan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios