23 de Septiembre de 2018

Opinión

La razón

La descomposición social ya no es sólo parte de las conductas, hechos o actos de los seres humanos, también es una inercia de los dichos, aseveraciones, comentarios u opiniones.

Compartir en Facebook La razónCompartir en Twiiter La razón

Concepto. Es la capacidad del entendimiento que le permite al hombre discurrir, reflexionar o pensar, diferenciándose por esta aptitud del resto del mundo animal. Puede descubrir realidades y cuestionarlas. 

Interpretación. Para hablar sobre este concepto, atraeré la interpretación que sobre el mismo hacen distintas ciencias, para que con ello se tenga un concepto más amplio sobre el mismo.

Lógica. Desde el ámbito de la lógica, ésta puede ser entendida como una exigencia para realizar un razonamiento válido que se ajuste a ciertos principios.

Argumento. En el Derecho, su uso está basado en elementos probatorios que le permitirán a quien diga o hable sobre un hecho poder tener el argumento para que, de manera casi obligada, pueda aceptarse que tenga la razón.

La historia. Buscar el momento que nos llevó a usar la razón como medio de análisis crítico de la información es ubicarnos en el siglo XVIII, a partir del movimiento filosófico llamado iluminismo, que se oponía al oscurantismo que daba prioridad a la fe por encima del entendimiento.

Motivos. Y hablando de razón, me toca explicar los motivos por los cuales hago uso de este término durante esta exposición; el mismo deviene del análisis constante que hago del comportamiento social. Hoy más que nunca, la dinámica del conglomerado y la convivencia entre pares demuestra o muestra que, ante la velocidad a la que circula la información, pareciera que el primero que da a conocer algo se envuelve en la bandera de la razón, provocando una inercia imparable que da como resultado la posibilidad de que la razón puede ser lo irrazonable o irracional, dejando en el ámbito del olvido a lo racional o razonable.

Sentido común. Esto es así, ya que pocas veces pueden leerse, verse o escucharse en las distintas aseveraciones, comentarios u opiniones sobre los distintos temas sociales los argumentos, elementos probatorios o el uso de la lógica o por lo menos del sentido común para entender los hechos; en otras palabras, traemos una inercia subjetiva en la que nuestra interpretación se basa en quién dice las cosas primero o en quién publica un hecho, con lo que dejamos fuera todas las herramientas que nos han proporcionado la vivencia humana y la experiencia. Pareciera que el bien común será aquel que nos permita conservar nuestras circunstancias de confort y de beneficio individual.

Descomposición. La descomposición social ya no es sólo parte de las conductas, hechos o actos de los seres humanos, también es una inercia de los dichos, aseveraciones, comentarios u opiniones.

Análisis. ¿Acaso deja de ser importante razonar para llegar a la verdad?.  

Comentarios: [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios