24 de Septiembre de 2018

Opinión

Reforma abortada: ¿fue la CNTE, el Pacto o el viejo PRI?

Está claro que no habrá reforma que convenza a los priistas.

Compartir en Facebook Reforma abortada: ¿fue la CNTE, el Pacto o el viejo PRI?Compartir en Twiiter Reforma abortada: ¿fue la CNTE, el Pacto o el viejo PRI?

Muy temprano en la mañana de ayer la versión digital de MILENIO tenía la siguiente cabeza: “CNTE gana el primer round, Congreso aplaza reforma”. Se mostraban las imágenes de la Gaceta Parlamentaria cuando contenía, en su anexo D, el dictamen de la iniciativa de la Ley General del Servicio Profesional Docente que el lunes había aprobado, sin los votos de la izquierda, la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos; y la imagen de cuando dicha iniciativa había desaparecido misteriosamente de una nueva versión de la gaceta.

A esa misma hora en MILENIO Televisión el líder de los priistas en San Lázaro, Manlio Fabio Beltrones, dijo que los maestros que protestaban estaban confundidos: “Esto no se va a analizar, siquiera a subir, a discutir, seguirá un proceso de análisis en la comisión para desahogarla en otro periodo de sesiones”.

Invitó a los maestros inconformes a hablar e insinuó que el aplazamiento tenía que ver con la presión que en la calle había hecho la CNTE.

Un par de horas más tarde Jesús Zambrano dio otras explicaciones. Y la próxima cabeza en MILENIO era que había sido el consejo rector del Pacto el que el martes, en acuerdo con el gobierno, había decidido dejar fuera del extraordinario esa parte de las reglamentarias. Y la decisión no tenía que ver con la CNTE, sino con la manera en que los priistas habían impuesto, sin discusión y sin haberlo consensuado con el Pacto, un dictamen el lunes.

Pero, si como insinuaba Zambrano, había otro texto salido del Pacto, ¿dónde estaba?
En la tarde corrieron versiones que el lunes en la Comisión de Educación los priistas habían sido alentados por los gobernadores del tricolor que querían descarrilar la reforma. La presión de la coordinadora no podía ser pretexto para aplazar la discusión, alegaban algunos, porque está claro que no habrá reforma que los convenza. 

Para la noche Beltrones dejaba en claro que no había manera en que la Ley General de Servicio Profesional Docente se discutiera en el periodo extraordinario. Los pactistas insistían en que había una oportunidad para retomar otro dictamen. 

A las diez de la noche estaba claro que la CNTE había ganado. ¿Quién más estaba celebrando? 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios