18 de Octubre de 2018

Opinión

Refrescando la memoria

El INAH no establece las cuotas de acceso e inició el cobro del uso de videos en las zonas arqueológicas, las fijan la Secretaría de Hacienda y la Cámara de Diputados.

Compartir en Facebook Refrescando la memoriaCompartir en Twiiter Refrescando la memoria

Desde hace algunos días, se ha insistido en que el INAH aumentó sus cuotas de acceso e inició el cobro del uso de videos en las zonas arqueológicas y obstaculiza las inversiones en el Estado. Esto se aclara señalando que las cuotas no las establece el INAH, sino que las disponen la Secretaría de Hacienda y la Cámara de Diputados. El INAH solamente tiene que cumplir con lo que se establece en la ley.  

También creo oportuno señalar que lo que hoy se ha logrado investigar, conservar y poner en valor ha sido un esfuerzo de más de 90 años de trabajo que el INAH ha hecho para los mexicanos y para el mundo. Los prestadores de servicios turísticos solamente han cosechado el resultado del trabajo del INAH y el esfuerzo de más de cuatro generaciones de arqueólogos. Sería interesante saber cuándo han aportado los empresarios para la conservación del patrimonio.

Las grandes intervenciones en los sitios arqueológicos han sido impulsadas por los presidentes Lázaro Cárdenas, Miguel Alemán y  Carlos Salinas del Gortari.

Pero también hay que señalar que un caso excepcional en el Estado de Yucatán es el de don Víctor Cervera Pacheco. Es hasta hoy el único gobernador que invirtió en la investigación y conservación del patrimonio arqueológico. Don Víctor Cervera fue quien visualizó el desarrollo de rutas turísticas, que hasta hoy no se han podido mejorar por falta de visión y desarrollo de conceptos  que  sumen a las comunidades. También, la sociedad debe saber que hace más de treinta años se firmó un convenio para la construcción de unidades de servicios en Uxmal y Chichén Itzá, con el fin de captar recursos que serían invertidos en la conservación de los mismos sitios. Han pasado los años y ese recurso no ha regresado a los sitios para conservar los monumentos arqueológicos. Hoy de cuota de entrada en Uxmal, llamada 'Derechos por prestación de servicio, Parador Turístico' el extranjero paga $148 más $65.00, que es la parte del INAH. Los dos pagos suman $213. La cuota para mexicanos es por el mismo concepto: $84 más $65.00  cuota del INAH y suman $149. 

Como se podrá observar, el visitante paga más por usar los baños del parador que por visitar la zona arqueológica. Entonces, debemos preguntar, ¿en dónde se aplica el recurso captado por la Agencia de Administración Fiscal de Yucatán (AAFY)? ¿Por qué su cuota es más alta?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios