18 de Diciembre de 2017

Opinión

Reserva de la Biosfera del Caribe Mexicano, ¿qué implica?

El 22 de abril de 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación...

Compartir en Facebook Reserva de la Biosfera del Caribe Mexicano, ¿qué implica?Compartir en Twiiter Reserva de la Biosfera del Caribe Mexicano, ¿qué implica?

El 22 de abril de 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Aviso de consulta del estudio para el futuro decreto de la Reserva de la Biosfera del Caribe Mexicano; esta futura Área Natural Protegida, que tendrá una extensión de 5,662,859.1 hectáreas ( la mayoría en la parte marina), pretende “unir” las áreas protegidas que van desde el norte de Quintana Roo (RB del Tiburón Ballena) hasta la frontera sur con Belice (incluyendo Xcalak y Banco Chinchorro).

¿Qué significa eso? Bueno, como siempre, depende desde el cristal donde se mire. En general, podría decir que es uno de los proyectos de conservación más ambiciosos y complejos del sexenio y a futuro, en especial por la zona donde se desarrollará.

Para el Gobierno Federal es un logro MUY importante. Hagamos cuentas: hoy, las áreas protegidas de México representan alrededor de 25 millones de hectáreas; con esta nueva ANP, llegaríamos a 30 millones, es decir, creceríamos 20% en el número de hectáreas protegidas. Ideal en el contexto de “presumir” avances en especial con la COP 13 que se realiza justo en México, y en Quintana Roo.

Para el Gobierno Estatal y Municipal, representara un cambio en el modelo de gestión de los recursos y desarrollo costero – marino; será necesario establecer los impactos que las decisiones municipales tienen en esta nueva Área Natural Protegida, y tener un manejo de cuenca e integrado de zona costera para las decisiones locales, un tema que puede resultar muy complejo pero que es estrictamente necesario.

Para los usuarios de recursos marinos y costeros en Quintana Roo, sin duda representará un cambio. Recordemos que la categoría de Reserva de la Biosfera en la categoría de protección más alta en el país, lo que seguramente representará restricciones para usuarios: pescadores artesanales, pescadores deportivos, prestadores de servicios acuáticos que hoy no operan en áreas protegidas, hoteles, entre otros.

Para los administradores del Área, en este caso la Dirección de CONANP Península de Yucatán y Caribe Mexicano y el nuevo director de esta Reserva de la Biosfera, también será un reto. Desde mi punto de vista, no alcanzará dinero público para hacer vigilancia, monitoreo, evaluación y otros componentes que necesita el área, en especial en una institución que en este sexenio ha sufrido recortes importantes.

Para los investigadores, seguramente será un campo fértil para desarrollar sus proyectos, y conseguir financiamientos y apoyos nacionales e internacionales para ello, y serán beneficiados de este proceso. 

Y para la población en general, entender que implica el tener un Área Protegida, conocerla, cuidarla, valorarla y también generar acciones sencillas pero de impacto importante para la protección.

Pero como en todo, los retos traen oportunidades. Desde mi punto de vista, la creación de esta Área trae consigo tres GRANDES oportunidades, que bien gestionadas, serán clave para el futuro de la zona:

1. Nos dará una nueva visión de la zona, y nos ayudará a comprender que en realidad, no podemos ver Quintana Roo sin entender sus ecosistemas y sus dinámicas. Lo que hagamos en la selva, en la costa y en el acuífero, deberá considerar los impactos en esta gran Reserva de la Biosfera

2. Es un buen contexto para promover un cambio institucional en las dependencias que se encargan de gestionar el turismo y la conservación. Es necesario que CONANP tenga un enfoque más claro de la dinámica turística y un área especializada, y la Secretaría de Turismo Estatal reconvertirse con un enfoque de sustentabilidad, solo por mencionar algunas. Es una gran oportunidad de conciliar esfuerzos para un desarrollo sustentable y responsable.

3. Nos dará un plus para temas promocionales. La combinación Caribe Mexicano - Reserva de la Biosfera es poderosa, muy poderosa. Podría ser la Reserva de la Biosfera más visitada del mundo, o una de las de mayor visitación, y podría convertirse en un ancla para atraer a turistas más especializados, que derramen más, que generen beneficios para la conservación y mejoren nuestra calidad de vida.

¿Qué hacer? Participar. No dejar nada por sentado. Consultar. Proponer. Incidir. Generar vínculos. Evitemos que este proceso, que es una GRAN noticia, polarice las opiniones, lo que no nos lleva a nada bueno.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios