20 de Noviembre de 2018

Opinión

Round doblemente ganado

Este es un round doblemente ganado por el Gobierno Federal: le han dado un golpe al narcotráfico con la captura de El Z-40 y ganaron credibilidad.

Compartir en Facebook Round doblemente ganadoCompartir en Twiiter Round doblemente ganado

La nota nacional de esta segunda quincena de julio ha sido la captura de Miguel Ángel Treviño Morales, jefe máximo de uno de los cárteles mexicanos más peligrosos del mundo. Este personaje, hasta hace algunas horas, era uno de los más buscados en México y en Estados Unidos por homicidio y tráfico de drogas. 

La relevancia de su captura es tal, que la prensa internacional no ha dudado en afirmar que esto es uno de los primeros grandes éxitos del Gobierno Federal. No perdamos de vista que las dudas sobre la eficacia de la nueva estrategia de seguridad se empezaban a cultivar.

A diferencia del sexenio anterior, creo que la comunicación desde la oficina de la Presidencia de la República ha sido muy seria y congruente. Sin shows ni grandes héroes. 

El anuncio oficial se realizó en un escenario sobrio, sin armamentos o encapuchados que dieran realce al evento.

La información fue distribuida a través del vocero del Gabinete de Seguridad Eduardo Sánchez, quien tenía a sus costados cuatro representantes: de la Secretaría de la Defensa, de la Marina, PGR y uno más de la Policía Federal. 

La información fue clara: quién es el capturado y sus antecedentes. Cuál fue la ruta crítica para lograr la captura, siempre destacando que todo fue producto de la inteligencia y de la coordinación entre las áreas de seguridad. 

A diferencia de los golpes al narcotráfico que dio el sexenio anterior, concretados en medio de baños de sangre, en esta ocasión no fue necesario disparar un solo tiro y no hubo personas lesionadas.

Cuando escucho el nombre de Genaro García Luna pienso en espectáculo, esa es la sensación que me dejó. No se me olvida la supuesta captura de Florence Cassez o el montaje del marco operativo y las operaciones especiales que según evitaron el secuestro de un vuelo en el aeropuerto de Cancún, cuando detuvieron a un pastor que terminó en el psiquiátrico. Por supuesto todo transmitido en vivo en cadena nacional.

La seguridad es un tema serio, no es una oportunidad para que los funcionarios se pavoneen frente a las cámaras y nos cuenten anécdotas de heroísmo o de grandes héroes que hoy sabemos nunca existieron. La captura de este capo no significa haber acabado por completo con la delincuencia organizada, pero se ha dado un avance significativo. Este es un round doblemente ganado por el Gobierno Federal: le han dado un golpe al narcotráfico y ganaron credibilidad.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios