25 de Septiembre de 2018

Opinión

RSE

Yo prefiero adoptar la idea de que la Responsabilidad Social Empresarial es una contribución activa y voluntaria...

Compartir en Facebook RSECompartir en Twiiter RSE

Responsabilidad Social es la teoría que sostiene que toda entidad o individuo tiene una responsabilidad hacia la sociedad. Algunas fuentes señalan que esta responsabilidad es sinónimo de carga, compromiso o deuda, incluso la Real Academia define la responsabilidad como la obligación de reparar un daño ocasionado a consecuencia de la comisión de un delito o derivado de un yerro. También se define como reconocer, aceptar y satisfacer las consecuencias de un acto realizado libremente. Es decir, se equipara a la expiación de una culpa.

Yo prefiero adoptar la idea de que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es una contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental. Es una responsabilidad que va más allá del cumplimiento de leyes, normas y reglamentos, aunque supone su respeto y puntual cumplimiento antes de alegar que se lleva al cabo cualquier actividad de RSE. Es un “conjunto de acciones y obligaciones asumidas libremente, cuya fuerza vinculante procede de la íntima convicción de que su incumplimiento supondría infringir la norma de cultura”, como señala Luis Solano, profesor de la Complutense de Madrid.

Algunas responsabilidades éticas que debe asumir una empresa que decida practicar la RSE serían: Servir a la sociedad ofreciéndole productos útiles en condiciones justas; crear riqueza de la manera más eficaz posible; establecer condiciones de trabajo dignas, que favorezcan la seguridad y salud laboral, así como incentivar el desarrollo humano y profesional de sus trabajadores; respetar el medio ambiente, evitando cualquier tipo de contaminación, minimizando la generación de residuos y racionalizando el uso de los recursos naturales y energéticos; mantener en sus actividades un respeto a la ética empresarial y luchar contra la corrupción; implicar a los consumidores, la comunidad y al resto de la sociedad; construir una sólida reputación corporativa; entre otras.

Un estudio acerca del panorama de la responsabilidad social en México arroja las siguientes estadísticas: un 85% de los encuestados califica como bajo el nivel de madurez de la RSE; un 50% de las personas a cargo de la responsabilidad social nunca ha estudiado el tema; un 86% de los consumidores se declara dispuesto a cambiar de marca si ésta es social y ambientalmente responsable, aunque sólo 18% lo ha hecho; el 75% de los consumidores opina que los mensajes de responsabilidad social de las empresas no son claros.

La contaminación ambiental, la pérdida de principios y valores, la desconfianza generalizada que deriva en deslegitimación del orden establecido, brotes de violencia y desorden social, son  problemas crecientes que afectan a la humanidad y que se manifiestan en algunos sitios de nuestro país. Ante este entorno complicado, son las organizaciones empresariales y de profesionales, las entidades educativas y las del estado,  pero en especial los individuos de nuestra comunidad, quienes estamos llamados y tenemos el deber de asumir un liderazgo con una sólida y congruente posición ética, moral y responsable, que permita construir un luminoso futuro para nuestros hijos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios