19 de Octubre de 2018

Opinión

Sánese... quien pueda

Nos corresponde a nosotros los empresarios ajustarnos los cinturones y empezar a operar nuestros negocios con números positivos...

Compartir en Facebook Sánese... quien puedaCompartir en Twiiter Sánese... quien pueda

Los microempresarios tenemos que lograr ser eficientes y cuidar el capital que conforma nuestras empresas. Debemos ser responsables y poner en práctica nuestra experiencia para poder permanecer estables y consolidados. 

Nada de esto es posible si no tenemos empresas sanas; esto es, contar con un flujo de efectivo positivo y eliminar deudas y pasivos que no nos permitan crecer. Siempre habrá cambios fiscales, competencia, clientes exigentes y economía difícil en el país, por lo que nos corresponde a nosotros los empresarios ajustarnos los cinturones y empezar a operar nuestros negocios con números positivos, evitando capital de terceros y reinventando nuestra administración y operación para poder aplicar planeación estratégica en la empresa. 

Por lo que te doy 5 consejos para que lleves una empresa sana:

1.- Utiliza presupuestos.-  Acostúmbrate a planear tus gastos, con base en tu proyección de ventas. Los  imprevistos nunca dejarán de existir, pero con planificación existe menor probabilidad de que caigas en imprevistos que te sacudan con el flujo de efectivo.

2.- Ponte límites.- No gastes lo que no tienes, ni más que las ventas pronosticadas. Maneja dinero que existe realmente, no el que crees que va a entrar. En ocasiones pedimos financiamiento de terceros pensando en lo que vamos a vender, y eso nos ocasiona retrasos en caso de no cumplirse las ventas.

3.- Optimiza tus gastos.- Cuidar gastos y costos debe ser parte de un sistema en tu empresa. No compres o gastes en cosas que no necesitas en el momento. Al operar con el capital óptimo, sólo podrás adquirir lo que realmente necesitas. Con dinero en mano se logran mejores negociaciones.

4.- Cuida los costos.- El costear tus productos o servicios se convierte en ocasiones en una tarea titánica. Pero una venta mal referida o una promoción mal aplicada por un costo erróneo se puede comer tu utilidad y mientras más vendas, más vas a perder.

5.- Vigila tus créditos.- Nunca permitas que tus cuentas por pagar sean mayores que las cuentas por cobrar. Cuida el crédito que otorgas y el  que recibes. Una mala planeación de tus créditos te ocasionará una falta de flujo de efectivo.

Planea y se disciplinado con tu administración y permitirás que tu dinero te rinda más. Tu empresa depende ti.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios