21 de Septiembre de 2018

Opinión

Saque las chevas

En Yucatán, el pan de todos los días son las famosas luminarias chinas que alquiló la entonces alcaldesa priista de Mérida.

Compartir en Facebook Saque las chevasCompartir en Twiiter Saque las chevas

La verdad, como en anteriores ocasiones, la política actual, sea estatal o nacional, ocasiona flojera. 

En Yucatán, el pan de todos los días son las famosas luminarias chinas que alquiló la entonces alcaldesa priista de Mérida, Angélica Araujo Lara, a la empresa ABC Leasing, y que resultaron más chafas que el presunto secuestro de la adolescente de Motul, ocurrido el martes, y que finalizó cuando la descubrieron en un poblado de Chetumal, Quintana Roo, donde se había fugado con su enamorado en turno, mientras su noviecito tierno estaba en la cárcel pública de esa población. O sea, ya desde chavita -16 años de edad- sabe colocar banderillas a sus valedores. Cómo crece la juventud de hoy día.

Y si echamos una mirada al plano nacional, el show se hace grande y hasta lastimoso con los problemas internos de Acción Nacional. El dirigente de ese partido, Gustavo Madero -algo así como sobrino bisnieto del famoso Francisco I. Madero- decidió, por sus meras pistolas, destituir como jefe de la bancada senatorial a Ernesto Cordero, quien representa al máximo la corriente política del ex mandatario Felipe Calderón Hinojosa, ahora convertido en un “catedrático” en la universidad de Harvard, Estados Unidos, y en la cual, más que enseñar quién sabe qué, se dedica a twittear todo lo relacionado con su partido y con los actores que, por el momento, son la sensación del “table dance” de la grilla en turno: los mismos Madero y Cordero (éste último con un parecido físico al comediante inglés Mr. Bean, pero incapaz de generar risas o sonrisas espontáneas; tal vez por su carisma natural de hombre de pelo en pecho).

Al final, en todo el lío panucho, Madero designó, porque así se le dio la gana, a un tal Jorge Luis Preciado, a quien ni en su casa lo conocen, como relevo del senador Mr. Bean. La oposición de la mayoría de los senadores sirvió de nada, incluso, la “súper senadora” por Yucatán, Rosa Adriana Díaz Lizama, firmó una carta enviada a Gustavito para inconformarse. Uy, qué miedo.

Pero en fin, eso de la política chacotera en Yucatán, concretamente en Mérida, con lo de las luminarias y las acciones del alcalde Renán Barrera Concha, quien la beberá o la derramará cuando el litigio entre en su fase más fuerte (juren, estimados lectores, que este problema será heredado a la siguiente administración, sea panista, priista o en los sueños más húmedos, perredista), y lo de Madero y sus pleitos internos pasará a segundo término a partir de este jueves. Chequen:

PRIMERA CAIDA.- Millones de personas estarán prendidas de la televisión, a partir de las 9 de la noche, cuando Cruz Azul y América se vean las caritas en el partido de ida de la final de la Liga MX.

SEGUNDA CAIDA.- Con las chevas, chescos y botanas de cualquier nivel nutricional, los espectadores lo último que harán es pensar en las calles mal iluminadas de Mérida.

TERCERA CAIDA.- Que Renán, Gustavito, Cordero y Rosa Adriana se relajen y apuesten por sus preferidos. México y Yucatán, por unas horas, se lo agradecerán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios