17 de Diciembre de 2017

Opinión

Se acaba el plazo

Hay que recordar que el 7 de junio de 1981 Israel emprendió la “Operación Ópera”, contra un reactor nuclear en construcción, situado al sureste de Bagdad.

Compartir en Facebook Se acaba el plazo Compartir en Twiiter Se acaba el plazo

A principios de este año, algunos periódicos israelíes y otros estadunidenses mencionaron que se acababa el plazo para definir la situación que prevalece con respecto a la carrera atómica iraní que, según el gobierno hebreo, está empecinada en producir armas nucleares a pesar de la negación del gobierno islámico persa.

Ese plazo que marcaban los periódicos lo ubicaban a más tardar para noviembre de 2012 (este mes), ya que existía el temor de que las plantas nucleares iraníes fueran ocultadas bajo tierra y entonces se volvieran invulnerables a un ataque. O sea, que el tiempo está a punto de expirar. 

Hay que recordar que el 7 de junio de 1981 Israel emprendió la “Operación Ópera”, también conocida como “Operación Babilonia” u “Operación Ofra”. Fue un ataque realizado por sorpresa por parte de
Israel contra un reactor nuclear en construcción, situado a 17 kms. al sureste de Bagdad, capital de Irak.

Cinco años antes Irak compró un reactor nuclear de la clase “Osiris” a Francia . Ambos países afirmaron que el reactor, rebautizado como “Osirak” (Osiris-Irak) o como “Tammuz”, por los medios oficiales iraquíes, estaba siendo fabricado con fines pacíficos. Pero al igual que sucede actualmente con Irán, el gobierno israelí veía al reactor como un peligro, argumentando que estaba diseñado para la fabricación de armamento nuclear.

Ese 7 de junio de 1981, una escuadrilla de la Fuerza Aérea israelí, compuesta por aviones cazabombarderos F-16 Netz y escoltados por cazas F-15A Baz bombardearon y dañaron severamente el reactor nuclear de “Osirak”. 

Israel defendió su actuación argumentando que procedió en defensa propia, y que quedaba menos de un mes antes antes de  que la situación se volviera crítica. Sin embargo, otras fuentes citan un componente político en el ataque, ya que tuvo lugar tres semanas antes de las elecciones hebreas para el nuevo Knéset (Parlamento). En el ataque murieron 10 soldados iraquíes y un ingeniero civil francés.

El ataque “preventivo” fue duramente criticado por la comunidad internacional, e Israel fue reprendido duramente por las Naciones Unidas.

Ahora, 31 años después, toca el turno a Irán.
¿Qué pasará?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios