21 de Julio de 2018

Opinión

¿Se llama debate?

Este llamado “debate” tendrá de todo pero menos la discusión de los planteamientos entre los aspirantes. Cada uno echará su rollo en los tres temas y después se les paseará el alma en el cuerpo.

Compartir en Facebook ¿Se llama debate?Compartir en Twiiter ¿Se llama debate?

El primer debate entre candidatos a la alcaldía de Mérida, la “joya de la corona”, quedó listo para efectuarse este jueves, aunque sólo participarán cuatro de los cinco aspirantes.

Bajo un formato “acartonado” propuesto por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (Iepac) y respaldado por empresarios locales de la radio y televisión; se prohibió la entrada a los periodistas, los candidatos abordarán tres temas en 90 minutos: sociedad, economía y gobierno. Los temas son tan amplios que las intervenciones individuales de escasos dos minutos apenas serán un “bocadito” para los que esperan un “platillote”.

De tal forma, Nerio Torres Arcila, el abanderado del PRI, caracterizado por andar con su “libreta de reportero” donde escribe apuntes de las necesidades de Mérida; Mauricio Vila Dosal, del PAN, cuya distinción en estas primeras semanas de campaña se basa en anuncios mediante espectaculares; Carlos Carvajal Borges, del PRD, austero y distribuyendo propaganda en la vía pública y, finalmente, Ana Rosa Payán Cervera, actualmente con Movimiento Ciudadano, pero dos veces alcaldesa de Mérida por Acción Nacional, en sus recorridos por sectores sociales marginados, son los representantes de sus partidos para debatir.

Sólo la candidata de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Gilda Aké y Hoil, en su primera incursión en campaña electoral, declinó participar en el debate por presuntas instrucciones de la dirigencia nacional de su partido.

O sea, se nota que Andrés Manuel López Obrador, “pequeño dictador” de ese partido de reciente creación, les dijo a sus ovejas yucatecas: “No entren al debate porque lo organizó la mafia en el poder”.

Bajo ese potencial argumento, Gilda María Aké se quedará con las ganas  de darse a conocer siquiera un poco. Claro que de la doñita tampoco se sabe mucho. Si está en campaña o no, sólo sus allegados lo saben.

En realidad, más que debate, por el tipo de formato, el evento será una exposición de ideas y conceptos de los participantes. El evento sólo será transmitido por estaciones de radio. Los organizadores señalaron que no hubo oportunidad para televisar el llamado debate.

PRIMERA CAIDA.- Con todo respeto para los organizadores, este llamado “debate” tendrá de todo pero menos la discusión de los planteamientos entre los aspirantes. Cada uno echará su rollo en los tres temas y después se les paseará el alma en el cuerpo.

SEGUNDA CAIDA.- Los organizadores, sobre todo los consejeros del Iepac, se pasan de “mochos”. Nada que despierte polémica, siquiera un poco de discusión entre los abanderados, mínimo para el morbo. Pero no. Simplemente no sucederá algo impactante, excepto que alguno de los participantes pretenda salirse del huacal.

TERCERA CAIDA.- ¿Era necesario un debate a estas alturas de la campaña cuando no ha transcurrido el primer mes? La verdad, no. Pero al rato escucharemos: “yo gané”; “no, gané yo”. Sí, claro, todos triunfaron. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios