22 de Septiembre de 2018

Opinión

Seco y serio

“Reni” tuvo la oportunidad de establecer el punto concreto de su discurso ante Rolando Zapata Bello: el trabajo conjunto.

Compartir en Facebook Seco y serioCompartir en Twiiter Seco y serio

Renán Barrera Concha, alcalde de Mérida, cumplió a secas en su primer informe de gobierno municipal, celebrado el viernes pasado ante un temporal que auguraba malos ratos. Pero, al final, el llamado “alcalde bombero” estuvo acorde a su trabajo: seco, serio y efectivo.

Quizá la gente que acudió, que tampoco fue mucha –lana para acarreados no hubo  suficiente–, esperaba que “Reni” fuera a maltratar a sus invitados como, en este caso, fueron funcionarios del gabinete gubernamental. De entrada, el mandatario Rolando Zapata Bello acudió al evento como buen político que es, o sea, sin entrar en polémica con nadie ni distanciarse de las otras entidades que fueron electas, supuestamente, para servir al pueblo.

“Reni” tuvo la oportunidad de establecer el punto concreto de su discurso ante Rolando Zapata Bello: el trabajo conjunto. Hasta el momento no hay la mayor discrepancia entre el panista y el priista. Hay relación “tersa”. Zapata Bello está en su papel de mantener abiertas las relaciones; depende si las otras autoridades saben aprovecharlo.

En este asunto, tampoco a Renán Barrera le conviene empezar a hacer olas para que se alborote el gobierno priista. En un año, cuando mucho, ya empezarán a darse las batallas políticas para las diputaciones federales, estatales y 106 alcaldías de Yucatán. Ya se verán las caras las huestes partidistas más representativas de la entidad.

PRIMERA CAIDA.- Mientras tanto, el primer informe de Barrera Concha se sobrepuso al mal tiempo y transcurrió con normalidad. Nada nuevo bajo la lluvia. Tampoco hubo aspavientos en contra de la anterior gestión priista que encabezó Angélica Araujo Lara y, posteriormente, su suplente Alvaro Omar Lara Pacheco (pariente de la ex mandataria Ivonne Ortega Pacheco).

SEGUNDA CAIDA.- Con alta dosis de protagonismo y polémica, pero con buenas dosis de efectividad, “Reni” ha cumplido durante sus primeros 365 días con levantar el polvo que dejó el ayuntamiento del PRI anterior. Al menos, las calles lucen sin basura (tal vez no todas, pero el 100 por ciento no existe), la ciudad está menos oscura (las lámparas chinas fueron el gran negocio de los ausentes, pero las antigüitas de vapor de sodio son más efectivas) y los cráteres de las vías han desaparecido en una gran cantidad.

TERCERA CAIDA.- Y qué en los operativos logísticos para preparar el informe de “Reni”, allí siempre habrá fallos y lo clásico. Tres días antes del show, se instaló la gigantesca carpa –marca Amado Fernández– en parte de la calle 62. Y en determinadas horas, el tránsito se cerraba. ¿Para qué? En realidad, hay que tomar en cuenta que los tradicionales informes en las calles de la ciudad son cosa del pasado. Es simple populismo. El pueblo, pueblo legítimo, nunca estará representado entre la multitud. Total, al final siempre vendrá el grupo musical a animar el show. El pan y circo no acabará, ¡olvídense de ello!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios