25 de Septiembre de 2018

Opinión

Sensibilidad (1ª de 2 partes)

La belleza sensible es aquella que se encuentra directamente en la obra de arte, la que se puede palpar directamente con los sentidos, en especial con la vista...

Compartir en Facebook Sensibilidad (1ª de 2 partes)Compartir en Twiiter Sensibilidad (1ª de 2 partes)

La belleza sensible es aquella que se encuentra directamente en la obra de arte, la que se puede palpar directamente con los sentidos, en especial con la vista.

Toda obra de arte encierra en sí esta belleza reconocible a primera vista, es esta belleza la que nos atrapa y da pie para contemplar la obra en un primer momento, para después tratar de profundizar y llegar a una completa comprensión de una obra específica.

Para conseguir esta belleza sensible hay que tomar en cuenta ciertos aspectos en la ejecución de la obra como lo son: la selección del material, las actitudes, la anatomía, el ropaje, la concordancia y la coordinación de las partes (visión sintética, ritmo, simetría, color, armonía y proporciones), la visión en el espacio y en la atmósfera, modelado y composición.

Claro está que estas características se dan en su mayoría con obras basadas en el naturalismo y el realismo, basadas en factores dados por la naturaleza.

El hombre por su afán de conquista, busca en primera instancia esta belleza sensible en la naturaleza dada por estas características nombradas anteriormente.

Con un desarrollo paulatino de las artes se logra conquistar con máxima excelencia todo lo referente a la imitación de la naturaleza, llegando incluso a mejorarla o alcanzar un alto grado de perfección que resulta imposible no detenerse a contemplar estas obras hechas por los grandes artistas.

Tenemos el ejemplo de las obras de arte de la edad media están estrechamente ligadas al pensamiento religioso, en especial al cristianismo.

Todo el arte del medioevo está relacionado con imágenes religiosas, buscando más que una belleza sensible basada en la imitación de la naturaleza, una belleza figurativa basada en formas geométricas rompiendo con la herencia de la antigüedad clásica.

En el renacimiento la concepción de belleza sensible cambia con respecto a la concepción medieval.

En el renacimiento los artistas se buscaron  la belleza sensible a través de  la anatomía, las proporciones, cánones, perspectiva, utilización del color, idealización y expresión. Sin duda el tema da para mucho más. Hasta la próxima semana.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios