24 de Septiembre de 2018

Opinión

Servando Gómez La Tuta es “la caja china “

En la película de Luis Estrada, "La Dictadura Perfecta", los productores de la televisora...

Compartir en Facebook Servando Gómez La Tuta es “la caja china “Compartir en Twiiter Servando Gómez La Tuta es “la caja china “

En la película de Luis Estrada, "La Dictadura Perfecta", los productores de la televisora que asesoran al gobernador Vargas (Damián Alcázar), tenían que recurrir a una estrategia llamada "caja china" para poder distraer la atención mediática de los video escándalos que protagonizaba su nuevo cliente político.

Dicha estrategia consistía en destapar un nuevo escándalo para que el pasado quedara en el olvido. 

Las masacres de Tlatlaya y la de los normalistas de Ayotzinapa, en Iguala obligaron a elaborar una estrategia, la ya mencionada "Caja China"- para desviar la presión internacional.

Y así fue; no había de otra. Como el escándalo de ambos sucesos sangrientos, ha tenido repercusión internacional, se tenía que buscar una nueva nota mediática que opacara la atención al menos por un tiempo: la captura de un gran capo llamado Servando Gómez La Tuta.

La captura de Servando Gómez La Tuta, el líder de los Caballeros Templarios, un cártel que aterrorizó el estado occidental de Michoacán durante años, es un nuevo golpe de efecto del gobierno mexicano en su intento por reducir la lista de los capos más buscados, pero nadie espera que la violencia o el narcotráfico disminuya con su detención.

El crimen organizado se reacomodará mientras el cártel golpeado ahora se reagrupa o da origen a nuevos grupos, como ha ocurrido en las anteriores ocasiones en las que México ha capturado o matado a un líder de la delincuencia.

"Desmantelarlos era un paso necesario pero no acaba con el problema de la inseguridad".

"La siguiente fase es más complicada. Hay pequeños grupos, remanentes que extorsionarán, robarán y posiblemente fabricarán metanfetaminas".

La organización delictiva perdió poder cuando miles de civiles se alzaron en armas en 2013 y crearon los grupos de autodefensas para luchar contra ellos y, sobre todo, cuando el gobierno federal intervino en Michoacán en enero de 2014 para poner orden en el estado.

El presidente Enrique Peña Nieto, que llegó al poder hace poco más de dos años, ha tenido éxito en la captura de importantes narcotraficantes, incluido el capo de capos y líder del cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, detenido hace un año.

El gobierno mexicano asegura que recuperó Michoacán de manos de los Caballeros Templarios y que la captura de Gómez fue la cereza del pastel, un arresto de especial simbolismo. Sólo quedan dos o tres capturas importantes en el estado, la estructura de los Templarios está destruida porque se le comenzó a golpear desde la base y desde distintos ámbitos de forma simultánea.

"Ya no hay grupos del crimen organizado, hay individuos criminales".

"Es peligroso sugerir que los Caballeros Templarios están desmantelados". "Puede que les lleve seis meses o un año pero este es un grupo de actores ilegales que ha conservado el poder. Sus raíces se remontan a los años 80 y 90. Tienen diferentes etapas, cambian los nombres, cambian los líderes pero el problema persiste".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios