18 de Octubre de 2018

Opinión

Si es un producto de lujo, antes lo quiero tocar

Los últimos informes de e-commerce en el país hablan del bajo desarrollo y crecimiento, básicamente, porque no todos en el país tienen acceso a internet de alta velocidad.

Compartir en Facebook Si es un producto de lujo,  antes lo quiero tocarCompartir en Twiiter Si es un producto de lujo,  antes lo quiero tocar

Nueve de cada 10 mexicanos que compran productos de lujo en el país consideran la visita a una tienda como una experiencia gratificante y a todos ellos les gusta “tocar y ver el producto antes de comprarlo”. Este dato se desprende de un estudio que hizo sobre el consumo de productos de lujo en México el Observatorio del Mercado Premium y de Prestigio del Instituto de Empresa (IE). 

La intención de este informe era saber cuánto del consumo de productos de alta gama se realiza por internet y cuánto en vivo y en directo. 

Los últimos informes de e-commerce en el país hablan del bajo desarrollo y crecimiento, básicamente, porque no todos en el país tienen acceso a internet de alta velocidad y una gran mayoría no está bancarizada, no tiene una tarjeta de crédito para comprar en la web. Pero en este nicho de personas de alto poder adquisitivo ninguno de los puntos anteriores son una barrera… parece que la principal excusa es sensorial. 

“Lo que más valoran las personas es ir, tocar y sentir cada producto, además de que es una gratificación para ellos ir de tiendas”, me explicaba María Eugenia Jirón, directora del Observatorio del IE. 

Si comparamos con España (donde también se hizo un informe similar), allá solo 11% de los encuestados cree que es importante ver o tocar un producto de lujo antes de comprarlo, mientras que aquí es 90%. 
En México apenas 16% de las compras de productos premium se hace vía web, mientras que en España la cifra sube a 24%. 

¿Cuáles son las categorías de lujo que más se consumen en el país, según este informe? 77% afirmó haber comprado recientemente cosméticos premium, 44% marcas de moda y 38% accesorios, mientras que la relojería y la joyería solo 6% y 8%. 

Y si bien no se animan a comprar en línea (muchas veces porque desconfían de las entregas de paquetería), sí consultan mucho a los blogs especializados en productos de lujo, las páginas de internet de las marcas y sí confían mucho en lo que les recomiendan las revistas que deben comprar. 
Pero nada da más confianza que la propia mano del futuro comprador.

PLUS: Hay funcionarios públicos que sorprenden. La semana pasada escribí en esta columna sobre el revival de las cartas de puño y letra, y recibí al otro día una carta, dos cuartillas a mano, ni más ni menos que de Yuriria Mascott Pérez, la directora general de Sepomex. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios