18 de Diciembre de 2018

Opinión

Si sí los grava, le tendremos que poner un monumento a Luis

La infraestructura urbana en la que me muevo cotidianamente es deficiente.

Compartir en Facebook Si sí los grava, le tendremos que poner un monumento a LuisCompartir en Twiiter Si sí los grava, le tendremos que poner un monumento a Luis

Soy de los obsesivos que pagan impuestos irremediablemente. Así lo quiero, y así lo hago. Si un mes descubro que incurrí en una omisión o que pagaré algún recargo, enloquezco.

Soy también de los que quisiera pagar menos impuestos. ¿Por qué? Porque pago todo pero no recibo a cambio servicios públicos de clase mundial: no confío en la disponibilidad y calidad de los servicios de salud del Estado; la infraestructura urbana en la que me muevo cotidianamente es deficiente; hay muchos lugares del país donde me daría temor acudir con un policía, y un largo etcétera. Soy, pues, de los que pagan impuestos y subsidia a quienes no lo hacen.

Por eso aplaudo de pie las palabras del secretario de Hacienda para combatir la informalidad a través de la próxima reforma hacendaria. Luis Videgaray dijo: “Si algo ha dañado la productividad en la economía mexicana es el hecho de que, según las estadísticas más recientes, más de la mitad de la fuerza de trabajo está en la informalidad”. Bravo.

Estoy básicamente harto de que cada trabajador que, por ejemplo, hace algún arreglo de mantenimiento en casa, me pregunte si voy a querer factura. Estoy harto de sentir pena y tener que aguantar las caras de las secretarias de los médicos que me ven como fuchi cuando les pido recibo por la consulta. Estoy harto del México dividido entre quienes siempre hemos cumplido y recibido poco, y quienes nunca lo han hecho y recibido mucho.

Pienso que el secretario Videgaray tendrá que aplicar el acelerador a partir de ayer, a fin de construir un discurso que legitime la idea que lanzó. Porque una declaración contra los informales por aquí y otra por allá en tres semanas o cuatro no logrará legitimar fácilmente su idea. Debe ser una tarea diaria, y todos quienes sí pagamos impuestos tenemos que apoyarlo.

Felicitación aparte merece también Ricardo Rodríguez Regordosa, el subsecretario de Hacienda del sexenio anterior, quien empaca maletas para irse a Nueva York como nuevo director de mercados emergentes para BlackRock. Desde ahí articulará una estrategia para que los activos enormes que gestiona esta firma tengan un paralelismo en una marca que vendrá cada vez más poderosa hacia países como México.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios