19 de Septiembre de 2018

Opinión

Siempre lo mismo

En Chihuahua suman más de 130 feminicidios reconocidos oficialmente de 2015 a lo recorrido ya en 2016, y como siempre ha sucedido las autoridades gubernamentales no han resuelto un ápice.

Compartir en Facebook Siempre lo mismoCompartir en Twiiter Siempre lo mismo

El martes se celebró otra efeméride más del Día Internacional de la Mujer en donde cientos o quizás miles de autoridades, desde presidentes, gobernadores, “emperadores” (de sueños), jeques y chen alcaldes, se desvivieron en elogios para las féminas y promovieron leyes o iniciativas muy bonitas –ya veremos si efectivas- que busquen acabar con esa ancestral desigualdad entre los descendientes de Adán y Eva.

En México, la Federación, como siempre, echó rollos y más rollos acerca de la importancia de las mujeres en la vida cotidiana de la nación; que son indispensables, que son vitales, que son el corazón de las familias y así por el estilo. Todos los años se escucha la misma verborrea pero, en concreto, no sucede nada relevante.

Y lo mismo sucede en las entidades de la República Mexicana. Cada gobernante dio sus discursos y organizó eventos, unos más, otros menos rimbombantes, pero siempre con determinado anuncio que supuestamente y quién sabe en cuánto tiempo se podrá cumplir a cabalidad, pero, lo más importante: ¿habrá disposición de las autoridades o de los empleados de dependencias para tomar en serio la responsabilidad adquirida, al menos en los discursos cuadrados y casi nunca innovadores?

Mientras todo acontece en materia de mujeres y la famosa desigualdad con respecto a sus pares masculinos, en varias partes de México continúa la violencia contra las féminas. Por ejemplo, en Chihuahua suman más de 130 feminicidios reconocidos oficialmente de 2015 a lo recorrido ya en 2016, y como siempre ha sucedido las autoridades gubernamentales no han resuelto un ápice. Pero, eso sí, las promesas abundan y se desbordan en las bocas de los “reyes del poder”. Siempre sucede lo mismo.

En Tamaulipas, los feminicidios se contabilizan por cientos de cientos; una cifra aproximada en los últimos 10 años, recopilada por agrupaciones no gubernamentales y de activistas, indica más de 300, claro, oficialmente reconocidos por los mandos gubernamentales. Extraoficialmente, ¡uuff!, no pararíamos de contar.

Aunque en menor grado, Yucatán tampoco se salva de la violencia contra la mujer. En torno a los feminicidios, organismos no gubernamentales señalan más de 20 durante tres o cinco años atrás, pero las autoridades sólo reconocen un expediente en la materia, el de una damita que fue brutalmente acuchillada por su pareja y después, aquél se despidió de su agitada vida despachándose con la misma arma blanca o punzocortante.

PRIMERA CAIDA.- El martes, los 25 diputados del Congreso del Estado aprobaron una iniciativa de ley para el bienestar obstétrico de las mujeres embarazadas, o sea, protección en todos los hospitales públicos y privados para que ellas reciban trato digno antes, durante y después del parto. ¿Se cumplirá?

SEGUNDA CAIDA.- El gobierno estatal dio a conocer el llamado protocolo contra el feminicidio. Habrá que estudiarlo a fondo.

TERCERA CAIDA.- Y, ojo: en Yucatán hay miles de casos de violencia intrafamiliar. ¿Qué se hace para remediarlo?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios