24 de Septiembre de 2018

Opinión

Sin animales

Más preocupado por mantener su “popularidad” en los círculos sociales de Cancún que en su trabajo legislativo...

Compartir en Facebook Sin animalesCompartir en Twiiter Sin animales

Más preocupado por mantener su “popularidad” en los círculos sociales de Cancún que en su trabajo legislativo, el joven diputado y líder estatal del Partido Verde, Remberto Estrada Barba, presumió que en breve podría ser aprobada en el estado la polémica iniciativa para prohibir los animales en los circos, asunto que abandera su partido a nivel nacional.

Según Estrada Barba, desde abril ingresó esta iniciativa en el Congreso local y solo están esperando el momento para que el tema sea tratado y aprobado en el pleno.

Cabe señalar que este tema ha desatado un intenso debate en los medios y las redes sociales con voces a favor y en contra: por un lado los empresarios circenses que aseguran que para elaborar la iniciativa los diputados del Verde no han investigado lo suficiente, porque en la mayoría de los circos se procura dar buen cuidado a los animales a su cargo.

Por otro lado las organizaciones defensoras de animales que consideran que los animales son tratados cruelmente durante el amaestramiento, además de que no reciben los cuidados adecuados.

Con el oportunismo político que los caracteriza, los legisladores verde ecologistas arremetieron con una iniciativa que consideran “progresista”, aunque en el proceso acaben con una tradición ampliamente arraigada en todo el país.

Pero en Quintana Roo la responsabilidad de presentar e impulsar la iniciativa está en las manos del inexperto Remberto Estrada, cuyo trayecto político ha sido tan corto como improductivo.

Hijo de un adinerado empresario cancunense, utilizó su cercanía con Jorge Emilio González, el “Niño Verde”, para convertirse en político y llegar al Congreso local, donde ha cumplido con un papel decorativo presentando únicamente una iniciativa propia, para agregar algunos puntos en la Ley de Bienestar y Protección Animal, la cual por cierto es inoperante en la práctica.

Siguiendo al pie de la letra las instrucciones que le dieron desde el centro del país, el legislador salió a los medios con “datos duros” sacados de quien sabe dónde, ya que asegura que en el estado la iniciativa para prohibir el uso de animales en los circos goza del respaldo del 70 por ciento de la ciudadanía, según sus “encuestas”.

Lo criticable es que mientras el verde diputado está ocupado en prohibir los circos con animales en Quintana Roo, temas verdaderamente urgentes como la inseguridad, la salud, el desempleo, entre otros, ni siquiera están entre sus preocupaciones.

Es lógico, las prioridades del diputado Remberto Estrada no son las mismas que la de la mayoría de los quintanarroenses que se tienen que romper el lomo día con día para conseguir su sustento y que ni siquiera tienen la posibilidad de llevar a un circo a sus hijos, con o sin animales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios