Síndrome de inmovilidad (2 de 3)

Si decidimos trabajar lo más temprano posible en nuestra salud, gozaremos más años para disfrutar la vida.

|

Cuando no cuidamos nuestra rutina de ejercicio cotidiano la posibilidad de padecer este síndrome aumenta a partir de los 45. Por no haberse movido lo suficiente, hoy:

1. El 18% de los mayores de 65 presenta algún problema para moverse sin algún tipo de ayuda.

2. El 50% de los de 75 o más, presenta problemas para salir de casa, la mayoría por causa de la “inmovilidad voluntaria” y, de éstos, un 20% queda confinado en su domicilio hasta fallecer.

3. El 50% de adultos mayores que se fractura la base del fémur fallece por consecuencias de la inmovilidad en un plazo de 6 meses por no ser atendidos adecuadamente.

BUENAS NOTICIAS: Este síndrome puede ser prevenido o revertido, si: 

• Adoptamos una buena rutina de ejercicio diario, de acuerdo con la edad, condición o capacidad física.

• Nos mantenemos bien nutridos e hidratados para tener fuerza y ánimo suficientes para estar plenamente activos todos los días.

• Practicamos otros hábitos saludables de vida como descanso suficiente, ocio cotidiano y buen humor.

• Utilizamos terapia física, cuando se requiera, indicada y monitoreada por el especialista. 

Jovencitos, si decidimos trabajar lo más temprano posible estos cuatro puntos, gozaremos de más calidad y más años para disfrutar la vida.