14 de Diciembre de 2017

Opinión

"Sismo" en Yucatán

Compartir en Facebook "Sismo" en YucatánCompartir en Twiiter "Sismo" en Yucatán

Caray, quién lo hubiera imaginado! ¡Pues que ayer tembló en Yucatán! Producto del sismo que sacudió al Distrito Federal, con unos 7.3 grados en la escala de Ritcher, y que también se sintió en otros estados de la República Mexicana como Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Puebla y demás, sólo faltaba que también Yucatán se estremeciera. Y nada más y nada menos que algo sucedió en la tierra del Mayab.

Aunque la Dirección de Protección Civil, dependiente del Gobierno estatal, todavía investiga si en realidad hubo temblor, o quizá fueron los pasos de la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, quien, lejos de la discreción, pone en calidad de "sismo" a buena parte de Mérida cuando invita a sus amigos, los artistas, a cuanto jolgorio pueda (bautizo del hij0 de Galilea Montijo, por decir un ejemplo), el asunto es que las réplicas temibles pasaron por las lajas de Yucatán.

Algunos asustados o, quizá, sorprendidos, externaron que son la profecías de los mayas de que se acabará el mundo a finales de diciembre o algo por el estilo. Será el sereno, pero si desde la capital del país llegaron "breves temblores" hasta el sur del país, pues es que algo cabresto puede suceder en no muchas lunas de por medio.

El asunto es que este temblor de 7.3 grados también se trasladó a varios países centroamericanos, sobre todo Guatemala, que pasó a "Guatepeor" porque allí los llamados chapines sufrieron. Hubo destrucción y muertes.

Pero si de temblores se trata, pues en Yucatán hay varios aspectos que ya andan con "temblorina" a raíz de los cambios gubernamentales en el Poder Ejecutivo y en el Ayuntamiento de Mérida. Todavía el lunes, el mandatario Rolando Zapata Bello anunció una reestructuración de varias dependencias oficiales, las cuales fueron "todopoderosas" en los cinco años y dos meses anteriores, mientras que el alcalde Renán Berrera Concha se puso "sabroso" para investigar las irregularidades en la polémica instalación de lámparas chinas que no alumbran nada y sólo propician que en oscuros callejones los "cachondeos" vayan desde el cogote y hasta más abajito del "tuch" u ombligo.

PRIMERA CAIDA.- Muchos funcionarios del anterior gobierno ivonnista, que todavía permanecen enquistados en dependencias, no paran de temblar porque, lo más seguro, es que su tiempo ya se les anda acabando y todavía más cuando fusionan secretarías en donde sólo vegetaron y se hincharon los bolsillos de plata.

SEGUNDA CAIDA.- Que a nadie le asombre que en Yucatán empiece a temblar. Desde hace dos años y pico, el paso terrífico de las autoridades priistas en Mérida, concretamente, provocó el surgimiento de baches estilo cráteres. ¡Eso sí para ponerse a temblar!

TERCERA CAIDA.- Y si a todo eso le sumamos que miles de gringos en Yucatán celebraron, con brincos de alegría, la reelección de Barak Obama, ¡pues claro que hubo sismo en la entidad!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios