24 de Septiembre de 2018

Opinión

Solución a los gasolinazos

El aumento a gasolinas supuestamente obedece a la fórmula de igualar los precio mundiales, ya que 60% del consumo es importado y el dólar subió.

Compartir en Facebook Solución a los gasolinazosCompartir en Twiiter Solución a los gasolinazos

El anuncio reciente del aumentos a las gasolinas supuestamente obedece a la fórmula de igualar los precios mundiales, ya que 60% del consumo es importado y el dólar ya subió, pero en Miami el galón esta 1.96 dólares, que multiplicados por 18.9 y convertido a litros nos da 9.8 el litro. La magna en México está en 13.96 pesos. Si preguntas a las autoridades te dicen que el remanente es por impuestos. La reforma energética sólo sirvió para que las empresas privadas produjeran petróleo y derivados y también para aminorar el déficit de Pemex, pero no para que bajaran las gasolinas.

Las tarifas eléctricas subieron después de 18 meses de bajas continuas, sobre todo a empresas industriales y comerciales que tuvieron una reducción de entre 10 y 20%, pero en el consumo familiar, donde había bajado 1.5%, ahora subió el 8%. El alza para el comercio es 5% e industria 7%. Este aumento es arbitrario por dos razones: los insumos son combustóleo y diésel que México sí produce y la Comisión Federal de Electricidad tiene números negros, por lo que el aumento responde a que el gobierno requiere de más recursos, pero a costos muy altos: el inflacionario y el político.

El 22% del ingreso de la CFE viene de uso doméstico, por lo que debió subir más el industrial y comercial que ya estaban acostumbrados a las tarifas altas y no el doméstico porque lastima  la economía familiar.

Las recientes elecciones y la pérdida de popularidad del presidente hablan de una sociedad lastimada por la mala percepción política, pero sobre todo por la disminución del poder adquisitivo del salario.

El PIB o facturación de las empresas no se traduce en mejores salarios, el empleo no significa mejores salarios, sólo habrá mejora salarial cuando los productos importados de China con subsidios o el maíz subsidiado americano dejen de venderse en el país, lo que hará que los precios mejoren y sea tractivo el campo mexicano, y cuando los monopolios bancarios, de transporte y muchos otros se abran a pymes.

Los ingleses ya se dieron cuenta, los americanos con Trump o sin él van a modificar el TLC para proteger empleo y salario en ese país. A Peña Nieto le tocó la mala suerte de no contar con recursos petroleros y está haciendo lo que puede recortando y disminuyendo el déficit  público y ha apoyado a las pymes vía Inadem como ningún presidente, pero el día que se prohíba la importación de productos asiáticos, la inversión industrial y el salario aumentarán como nunca y no necesitarán subir luz o gasolina.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios