22 de Septiembre de 2018

Opinión

Los 'spots' del PRI

¿A usted le gusta el spot del PRI? A mí no. Se me hizo pan con lo mismo, pan con lo mismo del PRD hasta en los gráficos. Y si vamos a jugar a pan con lo mismo, mejor no juguemos, mejor no perdamos el tiempo.

Compartir en Facebook Los 'spots' del PRICompartir en Twiiter Los 'spots' del PRI

No creo que exista nada más importante para la fuente de televisión, en este momento, que el tema de la nueva spotiza que usted y yo estamos padeciendo, en muchos canales, rumbo a las elecciones del próximo verano.

¿Por qué? Por sus implicaciones políticas y porque nuestro momento histórico no es precisamente el más receptivo para esta clase de cuestiones.

Pero también porque se trata de producciones pagadas con nuestros impuestos y de un tiempo en pantalla que, se si tradujera en pesos y centavos, significaría una inmensa pérdida para la industria de la comunicación en general.

Obviamente digo lo de la pérdida porque se trata de anuncios que ningún canal está cobrando, pero que están ahí, ocupando un tiempo valiosísimo y, lo peor de todo, minando los niveles de audiencia de muchas señales.

Para nadie es un secreto que hay montones de personas que, con el simple hecho de ver esos promocionales, le cambia de canal.

Ayer le escribí del spot del PRD. Hoy le toca al PRI.

¿Cómo es el mensaje del Partido Revolucionario Institucional? ¿Qué dice?

Imagínese que usted y sus hijos están viendo la televisión y que de repente el monitor se convierte en algo así como la pantalla de fondo de una conferencia.

En lugar de presentar imágenes con políticos, políticos o, ya de perdis, con caricaturas, comienzan a desfilar una serie de letras, símbolos y dibujos en diferentes combinaciones de verde, blanco y rojo.

¿Qué dicen esas letras? Las palabras clave de lo que nos va diciendo la voz de un locutor.

¿Y qué es lo que va diciendo? “En el PRI sabemos que contigo sumamos esfuerzos para desarrollar proyectos”.

Curiosamente, en lugar del símbolo de más, los responsables de esta pieza utilizan el signo de número, el del gato, el de hashtag.

Pero sigue el discurso: “Sumamos experiencias para concertar, dialogar y construir. Contigo sumamos voluntades para alcanzar la seguridad, la justicia y la paz.

Contigo trabajamos para lograr la prosperidad. Contigo estamos preparados para un cambio de rumbo en la Ciudad de México”.

Entonces aparece la firma: PRI-Ciudad de México. Fin del spot.

Se lo voy a preguntar tal cual: ¿Usted entendió el video? ¿Qué entendió?

Sí es importante que me lo diga porque, objetivamente, este anuncio no dice nada. Es como una canción de moda cuyo coro es contigo, contigo, contigo y contigo.

¿Contigo qué? ¿Por qué me hablas de tú? ¿Quién nos presentó? ¿En qué momento nos agarramos confianza?

¿Este mensaje es para qué? ¿Para que el electorado se entere de lo que el PRI ha hecho en la capital del país o nada más para justificar un trámite preelectoral?

Se lo comento así, de una manera tan descarada, porque se me hace delicado que un partido tan poderoso desperdicie una oportunidad que a todos nos está costando tanto para no informar de nada.

¿De qué concertaciones chilangas habla el Revolucionario Institucional? ¿De qué diálogos? ¿De qué construcciones?

¿Cuáles han sido las aportaciones específicas de este partido en la seguridad, la justicia y la paz de los capitalinos?

¿Podemos hablar de seguridad, justicia y paz con todo lo que hemos visto en tantas calles en los últimos meses?

Los autores de estos están cometiendo exactamente el mismo error que los señores del PRD: no nos muestran nada. Solo nos enredan con frases abstractas.

¿A usted le queda claro si este promocional es para vendernos a asambelistas, a jefes delegacionales o a quién?

No, no se entiende. Y no hay corrector de estilo que vea eso y que no quiera patear el televisor.

El signo de gato no es sinónimo del símbolo de más. Está mal utilizado. No es topología para expertos en alta matemáticas. Es ortografía.

¿Así es como el PRI pretende fincar un futuro en el Distrito Federal?

Y ni modo de decir que fue un dedazo que a cualquiera se le pudo haber ido porque esa grafía es el recurso sobre el cual gira todo el spot.

Me preocupa la irresponsabilidad que detecto en este ejercicio de propaganda, porque se puede interpretar como cinismo y yo no creo que un partido con una estructura tan sólida como la del PRI esté dispuesto a pasar por esas lecturas.

¿En qué me baso para hablarle de solidez? En que esta gente, a diferencia de la del PRD, sí tuvo la sensatez de iniciar su anuncio utilizando el nombre PRI.

Sí, al final se firmó como PRI-Ciudad de México, pero el punto de partida fue algo parecido a la unidad corporativa, al peso de una institución.

Lo único interesante aquí es lo del “cambio de rumbo”, porque va directamente contra las izquierdas chilangas y tan va que hasta se cuelga de su palabra favorita: cambio, de cambio verdadero.

¿A usted le gusta el spot del PRI? A mí no. Se me hizo pan con lo mismo, pan con lo mismo del PRD hasta en los gráficos.

Y si vamos a jugar a pan con lo mismo, mejor no juguemos, mejor no perdamos el tiempo. ¿O usted qué opina?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios