21 de Septiembre de 2018

Opinión

El sueño ‘descremado’

En definitiva, intentar conquistar el llamado 'sueño americano' está plagado de sufrimientos, desvelos y, sobre todo, de consecuencias trágicas...

Compartir en Facebook El sueño ‘descremado’Compartir en Twiiter El sueño ‘descremado’

En definitiva, intentar conquistar el llamado “sueño americano” está plagado de sufrimientos, desvelos y, sobre todo, de consecuencias trágicas. Muy pocos llegan y triunfan o sobreviven en la tierra del fascista presidente actual de los “yunaites”, Donald Trump, pero son miles más los que fallecen en busca de su particular interés por tener una mejor vida, la que por distintas razones no lograron encontrar en sus países de origen.

Por ejemplo, un reporte de la Organización Internacional de la Migración (IOM, por sus siglas en inglés), elaborado y presentado en 2014, señala que al menos 40 mil migrantes habían muerto tratando de encontrar un nuevo hogar desde el año 2000. O sea, en ese entonces, en apenas cuatro años.

El reporte se tituló "Viajes Fatales: Rastreando Vidas Perdidas Durante la Migración," publicado en el portal Latinos Post, en 2014, se descubrió que casi 22 mil de las muertes sucedieron tratando de llegar de Europa hacia los Estados Unidos, y de esa cifra, casi 4 mil de los decesos acontecieron después del inicio del año 2013). Otra cifra es que casi 6 mil de los 40 mil muertes se registraron en la frontera de México con Estados Unidos.

También otras 3 mil muertes se registraron en varias rutas de migración, incluyendo desde el Desierto del Sahara en África y el Océano Índico con el objetivo de arribar al Continente Americano.

"Nuestro mensaje es claro: Mueren migrantes que no deberían," dijo en su momento William Lacy Swing, director general de la IOM, citado en Latinos Post. "Es ahora de hacer más que contar el número de víctimas. Es hora de pedirle al mundo que detenga esta violencia en contra de inmigrantes desesperados".

Según el reporte, en Norteamérica, el mayor número de muertes migrantes ocurren verticalmente en los caminos migrantes de México y horizontalmente en la frontera México-Estados Unidos.

"Durante su viaje por México, guatemaltecos, salvadoreños, hondureños y otros que viajan por caminos irregulares enfrentan muchos peligros en su viaje al norte, muchos viajan sobre trenes de carga y navegan entre el crimen organizado," dice el reporte. "Una vez que llegan a la frontera México-Estados Unidos, se enfrentan a una barrera donde el único camino es a través de desiertos inhospitables y geografías montañosas".

Otros riegos que los inmigrantes que intentan cruzar a los Estados Unidos enfrentan incluyen sofocarse en camiones comerciales mientras tratan de cruzar la frontera en compartimentos de carga, ahogarse en canales de irrigación y ríos, caer de peñascos, congelarse en las montañas de Arizona y California y ser atropellados mientras cruzan carreteras a pie.

"La paradoja es que en un momento en que una de cada siete personas en el mundo es un migrante de una manera u otra, estamos viendo una respuesta extraordinariamente ofensiva contra los migrantes en el mundo desarrollado," dijo Swing.

Según la IOM, el número de muertes migrantes probablemente es "considerablemente más alto" que lo que se reporta.

Por otra parte, y a pesar de las políticas gubernamentales para contener la migración en Estados Unidos y México, el número de muertes en la frontera entre ambos países ha sido el mismo en los últimos 10 años, reveló el Departamento de Seguridad Nacional de la embajada de Estados Unidos en México.

En una sesión informativa para dar a conocer la campaña Conozca los Hechos, apenas este mes, se precisó que con base en estadísticas de su gobierno, en los últimos 10 años, las muertes detectadas en la frontera han fluctuado entre 300 y 495 al año, en otras palabras, de 3 mil a casi 5 mil en ese mismo lapso.

Pese a que organismos civiles han detectado que las autoridades —mexicanas y estadounidenses— forman parte de las personas que llegan a abusar de los migrantes, la campaña no contiene advertencia alguna al respeto.

Conozca los Hechos busca persuadir que los potenciales migrantes entren “ilegalmente” a Estados Unidos. De acuerdo con las cifras más recientes, la migración mexicana ha llegado a una tasa cero; es decir, es igual el número de personas que se van que el de los que regresan.

Organizaciones de la sociedad civil organizada como la Oficina en Washington (WOLA, por sus siglas en inglés) y Fundar han advertido que ante una respuesta agresiva en contra del control migratorio, el gobierno debería asegurarse de que el debido proceso y los derechos humanos no sean violados en el proceso.

Luego del aumento en el flujo de migrantes que cruzan el país, el gobierno mexicano tomó medidas adicionales para reforzar la aplicación de las leyes migratorias. Las autoridades fijaron estrategias para evitar que las personas que intentan llegar a Estados Unidos viajen encima de los trenes de carga, “medida que probablemente obligará a un mayor número de migrantes a depender de las redes de tráfico de personas”, advirtió la WOLA.

Y en cuanto a los migrantes yucatecos, pues la cifra entre 2016 y hasta febrero de 2017, se habían contabilizado 13 ó 14 paisanos muertos en los Estados Unidos, muchos de ellos asesinados por agentes policiacos en distintas ciudades como San Francisco, San Diego y Los Angeles, en el estado de California. Por si no lo sabían, en tierras yanquis hay aproximadamente 185 mil “boxitos” radicando, aunque miles de ellos –se desconoce la cifra- andan de ilegales y son probables víctimas del racismo esquizofrénico de Trump.

Amiguitas y amiguitos, ya saben: sugerencias para que los migrantes eviten cruzar la frontera con los Estados Unidos y, a cambio, opten por quedarse vivitos y coleando, enviarlas a [email protected] y/o [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios