22 de Septiembre de 2018

Opinión

Taxistas de la discordia

Como seductora amante clandestina que irrumpe en plena luna de miel...

Compartir en Facebook Taxistas de la discordiaCompartir en Twiiter Taxistas de la discordia

Como seductora amante clandestina que irrumpe en plena luna de miel, los sindicatos de taxistas rompieron el idílico romance que viven el PAN y el PRD en el Congreso local, donde sus respectivas bancadas están en franco desacuerdo sobre la polémica iniciativa de criminalizar la oferta de cualquier tipo de servicio de transporte sin concesión abanderada por Emiliano Ramos Hernández, líder de los diputados perredistas.

Emiliano Ramos, líder de una poderosa tribu del PRD que mantuvo por muchos años el control del partido en la entidad, está curtido en las malas artes de la grilla y vio una tierra a ser conquistada en los monopólicos sindicatos de taxistas de la entidad, en la orfandad tras la derrota del PRI en la contienda por la gubernatura y que están viviendo en la incertidumbre por el ingreso de la empresa transnacional UBER.

Sin previo acuerdo con sus aliados panistas –y obviamente sin consultar al pueblo– el perredista lanzó un madruguete al presentar una iniciativa para endurecer las sanciones contra particulares o empresas que oferten transporte público sin concesión, añadiendo a las multas castigos carcelarios de hasta 5 años.

Según el diputado cancunense, esta iniciativa pretende erradicar el problema de los taxis “piratas”, pero en realidad es una medida anti UBER y un caramelo para endulzar a los sindicatos de taxistas con el fin de enlistarlos como aliados y utilizar sus estructuras mercenarias para sus fines electorales.

La evidencia de este adúltero cortejo entre el líder de la bancada del PRD y los mafiosos dirigentes sindicales a espaldas del PAN quedó al descubierto en la maratónica sesión nocturna del pasado miércoles, en la que Emiliano Ramos presentó la iniciativa ante el pleno cobijado por cientos de taxistas que acudieron al recinto, brindando un respaldo antes impensable.

Esta iniciativa anti UBER sería apoyada por las bancadas del PRI y del Verde, que tienen fuertes vínculos políticos con los sindicatos, y junto con los diputados perredistas tendrían los votos necesarios para mantener la hegemonía de los taxistas para dar la estocada a UBER y a los miles de ciudadanos que exigen el fin de los monopolios en el transporte y la apertura a la libre competencia.

De salirse con la suya, Emiliano Ramos romperá la cohesión de la “nueva mayoría” en el Congreso local, dando el primer paso para el previsible divorcio con sus aliados del PAN y cambiando por completo las reglas del juego en el Poder Legislativo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios