23 de Septiembre de 2018

Opinión

Tekax y Carmen

Son dos casos distintos, pero que llegan siempre al mismo camino: la trayectoria bastante irregular, sospechosa y corrupta de Navarrete Navarro.

Compartir en Facebook Tekax  y CarmenCompartir en Twiiter Tekax  y Carmen

Ambos dos (como dijera Cantinflas en algunas de sus inolvidables películas) son de Tekax y son de los miles de ciudadanos que sufren, de alguna manera, la prepotencia y represión de la alcaldesa, de extracción priista, Carmen Navarrete Navarro.

Son dos casos distintos, pero que llegan siempre al mismo camino: la trayectoria bastante irregular, sospechosa y corrupta de Navarrete Navarro, conocida también como “Uñas Largas”.

Es bastante conocido el asunto de Carmita: obras entregadas al mejor postor, presuntos desvíos de recursos estatales y federales, facturas a favor de sus familiares, la Casa del Tekaxeño en Mérida que dirige su propio yerno, denuncias sobre la forma de actuar de la Policía Municipal de esa comunidad y otras “curiosidades.

PRIMERA CAIDA.- Filemón y Cesáreo son humildes, sólo pidieron, en su momento, ayuda; se las negaron y, en cambio, son hostigados. El pretexto, entre otros argumentos, es que recurrieron al PRD.

SEGUNDA CAIDA.- El caso de Filemón Avila Mejía es doloroso. El es un ex policía municipal que fue despedido durante el período de Fernando Romero Avila, actualmente diputado estatal del PRI e hijo del famoso “Oso” Fernando Romero Ayuso, ex edil de Tekax y ex legislador estatal y federal por el tricolor. 

El motivo de la patada que le dieron en el trasero fue que, hace dos años, él estaba en la caseta policiaca y observó un vehículo “sospechoso”; lo reportó y resulta que en el vehículo jalaban ilegales que se hospedaron en un hotel de Tekax. En lugar de darle un estímulo o felicitarlo por su chamba, lo hostigaron y, al final, lo despidieron el 15 de agosto de 2012.

Con sus escasos ahorritos, adquirió una moto-taxi para trabajar, sobre todo porque su esposa, Zenayda Flores Canché, está muy enferma, de hecho, al paso de los meses, está en fase terminal. 

Filemón, ya en la administración de Carmen Navarrete, fue a solicitar ayuda a la alcaldesa, quien, con sonrisa en los labios, nunca le dijo que no, pero la ayuda jamás llegó. Cuando su esposa estuvo grave, estuvo mes y medio atendida en el albergue San Vicente, a un costado del Hospital O’Horán, cuando en la Casa del Tekaxeño le dijeron “ma´ (no)”.

TERCERA CAIDA.- El asunto de Cesáreo Rojas no es, necesariamente de salud, pero sí también de supervivencia. 

Este señor se dedica a la “mototaxeada”, pero resulta que es perseguido y hostigado por elementos policiacos de la población. Su problema lo trae con Susano Mukul, titular de la Dirección de Autotransporte de Tekax, y por una situación de placas, lo dejó 36 días sin su nave. 

El caso es que el tal Mukul le pidió mil varitos mensuales para dejarlo trabajar. Si en la comunidad hay más de 200 mototaxistas, pues saquen las cuentas de cuánto pretende ganar este angelito, uno de los consentidos de Carmen Navarrete, sobre todo por su forma de captar billetes. Cesáreo es simpatizante del PRD y no lo oculta. Y advirtió: “Mucha gente le tiene miedo a esta señora (a la edil), es muy vengativa, sobre todo con las personas que no votaron por ella”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios