19 de Noviembre de 2018

Opinión

Tepoztlán y la carretera, ¿esta película ya la vi?

Dicen los apenas 100 integrantes del grupo quejoso que Calderón, Peña Nieto y ahora Graco Ramírez son represores.

Compartir en Facebook Tepoztlán y la carretera, ¿esta película ya la vi?Compartir en Twiiter Tepoztlán y la carretera, ¿esta película ya la vi?

Informa nuestro corresponsal en Morelos que “integrantes del Frente en Defensa de Tepoztlán acordaron la tarde de este miércoles mantenerse en plantón permanente como una medida de presión más para obligar a las autoridades estatales y municipales a frenar las obras y cancelar el proyecto de ampliación a cuatro carriles de la autopista La Pera-Cuautla, además de mantener el desconocimiento a la autoridad local”.

Reconozco el lenguaje, las palabras clave. Dicen los apenas 100 integrantes del grupo quejoso que Calderón, Peña Nieto y ahora Graco Ramírez son represores, traidores a la causa del pueblo… Y más.

Reconozco la táctica: el martes retuvieron contra su voluntad al presidente municipal por más de seis horas, y él dice que fue pateado y golpeado. En esa condición obtuvieron algunos compromisos que ahora reclaman como incumplidos. Por momentos interrumpieron el tránsito en la carretera e intentaron frenar los trabajos de construcción. Ayer en la tarde una docena de tepoztecos han instalado “un plantón permanente” frente a la presidencia municipal. Veo en fotos algunas mantas que mencionan al EZLN.

¿Por qué se oponen? Cito a Gerardo Demesa, profesor: “habrá deforestación… nos damos cuenta que también están en peligro las costumbres de nuestro pueblo, porque la autopista está separando pueblos y colonias…”

Entiendo las diferencias, pero hace muchos años un pequeño movimiento que parecía inofensivo detuvo la construcción de un campo de golf. Y desde entonces hemos visto Atenco, plantones que por meses bloquean calles y plazas en la Ciudad de México y muchos otros ensayos de este tipo de movilizaciones que terminan complicándose por nada.

La carretera La Pera-Cuautla hoy en día es un desastre. El crecimiento de la zona, y de las ciudades que ahora conecta, la ha convertido en peligrosa y lentísima. Oaxtepec y otros pueblos aledaños languidecen por lo complicado que se ha vuelto el acceso. Hubo una consulta en Tepoztlán en la que ganó el sí al proyecto y se concedieron ventajas para los residentes en las cuotas de casetas. Parece racional.

Pero ayer había granaderos protegiendo una alcaldía, manifestantes en plantón y planes de bloquear carreteras. Esta película, creo, ya la vi. Espero que esta vez tenga distinto final.

Twitter: @puigcarlos

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios