24 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Tienes tiempo para ti?

Hay que entender que dedicarnos un tiempo a nosotros mismos no significa perderlo.

Compartir en Facebook ¿Tienes tiempo para ti?Compartir en Twiiter ¿Tienes tiempo para ti?

El dedicar unos momentos exclusivamente para uno mismo, es la clave para nuestro bienestar y estar en lucha de ser feliz. Pero cuesta trabajo hacerlo debido al sentimiento de culpa y a otros perjuicios que debemos de superar.

No nos queremos, no nos amamos y menos nos aceptamos. Este es el diagnóstico de nuestra infelicidad mental, corporal y espiritual.

Qué importante es aceptar que merecemos las cosas. Cuántas personas tiene en la mente la frase: “no me lo merezco”, y eso hace que no disfrutemos de la vida. Hay que liberarnos de este lastre, reconociendo nuestro valor como personas, y tratar de satisfacer nuestras propias necesidades.

“Tengo tanto trabajo que no tengo tiempo de ser feliz”, es la frase que muchas personas usan para justificar su infelicidad y no han entendido que algunas obligaciones son tareas autoimpuestas que no expresan las demandas reales.

Tal vez alguna de las siguientes frases las uses para justificar tu infelicidad:  “Ahora estoy demasiado ocupado. Seré feliz cuando tenga éxito”. “Hoy no es un buen día; seré feliz mañana.” “Contigo no puedo ser feliz; no estás a mi altura.”“Otros me necesitan tanto que debo ser responsable.” “La vida es menos arriesgada si eres bueno y...te ajustas a las normas.” “Seré feliz cuando consiga lo que quiero.”

Hay que entender que dedicarnos un tiempo a nosotros mismos no significa perderlo. Perderlo es ir corriendo en la vida sin saber a dónde vamos, ni qué es lo que queremos. Esas personas no saben que hacer con su tiempo extra, pues están tan ocupados en subsistir, que se les ha olvidado vivir.

Cada encuentro con uno mismo nos llena de vida y nos da fuerzas para afrontar otras tareas y retos diarios. Hay que evitar la frase: “Estoy tan ocupado, que no tengo tiempo de preocuparme”. Tal vez más pronto de lo que crees te vas a preocupar por ese infarto que estás gestando.

No te sientas egoísta. De niños nos enseñaron a no ser egoístas, pero el dedicar un tiempo a nosotros mismos, no es ser egoísta, ni está en pleito con el tiempo dedicado a los demás, que por cierto, se enriquecerá en nuestro mayor bienestar. Tal vez tengas personas que dependen excesivamente de ti. Pero al dedicarte un tiempo a tu persona provocas, sin proponértelo, que los otros se adapten a una situación de mayor libertad.

No hay que olvidar que nuestros seres queridos también nos pueden ayudar a recuperar nuestro propio espacio. Y esto beneficiará a todos, pues se desarrollará tanto su capacidad de dar, como la tuya de recibir. La libertad con la pareja y en la familia, (no el libertinaje), nos hará crecer como seres humanos libres, sanos y plenamente realizados.

Hay que entender que no podemos complacer a todas las personas que nos rodean. Hay que ser selectivo con las tareas y con las sujetos que de verdad queremos atender, y darles su debida importancia. Si tratamos de complacer a todos, terminaremos por no complacer a nadie. No hay que olvidar que cuando se cierre tu ataúd, la única persona que estará adentro ...¡serás tú!

Una buena forma de tener tiempo para nosotros es saber decir ¡No! Esto hará que crezca nuestra autoestima, para crear el espacio de encuentro con nosotros mismos.

¿Tienes tiempo para ti? La pregunta sigue en pie, espero que la puedas contestar con sinceridad, porque de acuerdo con tu respuesta sabrás si eres feliz o infeliz. No olvidemos que: “vamos a tener tiempo para morir, hay que darnos tiempo para vivir”.

Dr. Roberto Díaz.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios