19 de Septiembre de 2018

Opinión

Todo para el PRI a partir de 2013

Este 2013 que se extingue será recordado por esa elección tan atípica en Quintana Roo...

Compartir en Facebook Todo para el PRI a partir de 2013Compartir en Twiiter Todo para el PRI a partir de 2013

Este 2013 que se extingue será recordado por esa elección tan atípica en Quintana Roo, ya que el PRI se plantó en el campo de batalla en espera de adversarios, pero estos brillaron por su ausencia o en todo caso aparecieron disminuidos, convertidos en figurillas endebles que el PRI trituró entre sus dedos, como piezas de polvorón.

Desde 1996 el Tricolor no había obtenido un triunfo tan aplastante, de esos que desmoralizan tanto a los adversarios. Pero a diferencia de aquella elección ahora los priistas enfrentaron a una oposición panista y perredista que gobernaba en conjunto cinco de los 10 municipios y que unió fuerzas para preservar contra viento y marea una coalición de facto, cuya efectividad fue nula en el terreno de juego.

Por ello el desenlace de esta contienda fue sorpresivo para la gran mayoría, ya que el PRI triunfó en los 10 municipios, y apoyado por el Verde Ecologista y Nueva Alianza dejó en manos del PAN el solitario distrito de Cozumel. Mayor contundencia, imposible.

Pero además el PRI se apoderó de tres de las 10 diputaciones plurinominales, permitiendo el paso a Pedro Flota Alcocer, Cora Amalia Castilla Madrid y Martín de la Cruz Gómez. Con estas posiciones adicionales el Tricolor garantizó una hegemonía envidiable, tan ajena a aquel período postelectoral de marzo de 2005, cuando el PRI perdió la mayoría y tuvo que pactar el ascenso del convergente Manuel Valencia Cardín a la Presidencia de la Gran Comisión del Congreso, a fin de atajar las hordas de un perredismo chachista que ya cantaba victoria por anticipado, saboreando el suculento manjar legislativo.

El ex alcalde perredista de Cancún, Julián Ricalde Magaña, pasó a la historia y difícilmente recuperará vigor, al igual que su hermana Alicia, quien daba por hecho que se instalaría de nuevo en la silla de Isla Mujeres.

En cuanto a la oposición, quedó hecha trizas y sus maltrechos dirigentes –o al menos los que ocupan posiciones de poder tan disminuido – tendrán que trabajar a marchas forzadas para impulsar el resurgimiento de sus partidos. Y el tiempo apremia, ya que la contienda federal de 2015 está a la vuelta de la esquina, para la elección de diputados federales.

Relevo educativo en esta tregua navideña

En esta tregua navideña y de fin de año ocurrió un relevo anunciado en una de las posiciones más estratégicas y perseguidas: la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC), desalojada por la cozumeleña Sara Latife Ruiz Chávez y ocupada por el chetumaleño José Alberto Alonso Ovando, un elemento muy confiable para el gobernador Roberto Borge.

El movimiento estaba anunciado desde hace un par de meses, y ocurrió precisamente cuando toda la atención de los quintanarroenses estaba puesta en los preparativos para la convivencia familiar, cuando los temas de la política pasan a pocos interesan.

Desplazada Sara Latife, José Alberto Alonso se instaló en una posición que lo coloca automáticamente en primera fila, después de ocupar la siempre complicada dirección de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), donde  siempre se cosechan reclamos, navegando en el mejor de los casos con un bajo perfil.

Los retos inmediatos de Alonso Ovando involucran una relación eficaz con el ala radicalizada del magisterio estatal, concentrada en ese Comité de Lucha que se adjudica la caída de Sara Latife, sin comprender del todo la lógica del poder que tiene su agenda propia.

Y en el terreno de las responsabilidades burocráticas, Alonso Ovando tendrá que comprender la complejidad de un sector que ha presentado enormes rezagos en cobertura y calidad, con una burocracia acomodaticia que se desplaza en cámara lenta, indiferente ante las exigencias en materia educativa.

Hoy por hoy, el chetumaleño José Alberto Alonso Ovando se ha plantado en los cuernos de la luna y tendrá que lidiar con una explosiva encomienda, ya que en 2014 se empezará a aplicar en toda forma la Reforma Educativa peñanietista, una de las razones que desató la inconformidad de los maestros.

Y a pesar de que lo más duro del conflicto magisterial quedó en el pasado, esto no quiere decir que los profesores ya colgaron las armas, ya que permanecen expectantes y preparados para saltar a la lucha en cuanto sientan que sus conquistas son nuevamente amenazadas.

El gran error de Sara Latife Ruiz Chávez fue querer imponer su ley de golpe y porrazo, realizando cambios profundos en la administración de la educación que nada tenían que ver con los tradicionales usos y costumbres de los maestros, sobre todo en lo que se refiere a ascensos y movimientos.

La falta de tacto de la cozumeleña provocó los primeros roces, que se convirtieron después en una confrontación abierta que culminó con el cese de Sara Latife, una mujer con mucho talento y valentía que asimiló una valiosa lección, nada menos que en los dominios de la enseñanza.

José Alberto Alonso Ovando no debe cometer el mismo error y tendrá que avanzar con pies de plomo sobre el campo minado del magisterio, estudiando cada movimiento y usando al máximo su capacidad como conciliador, si quiere llevar a buen término su gestión al frente de la turbulenta Secretaría.

Advierten que si el funcionario chetumaleño pretende tener éxito y llevar la fiesta en paz, debe lograr que los profesores estén de su lado, escuchando sus demandas y razones, dejándolos participar en las decisiones donde históricamente han tenido voz y voto, como son los reacomodos, permutas, cambios de escuela, ascensos y más.

El ex titular de la CAPA deberá tender puentes de comunicación claros y permanentes con todas las fuerzas representativas del magisterio, que incluye a los tres sindicatos registrados, SNTE, Siteqroo y SITEM, y al emergente Comité de Lucha, aunque esta relación tenga fecha de caducidad.

Deberá también cuidar mucho el cumplimiento de los compromisos económicos, prestaciones, y pagos de créditos a terceros vía nómina para evitar cualquier chispa de inconformidad en vísperas de la aplicación de las nuevas leyes educativas que estarán vigentes al 100 por ciento en marzo de 2014.

Y sobre todo, José Alberto Alonso Ovando tendrá que demostrar que tiene el carácter para llevar a buen término la encomienda de aplicar la reforma educativa en Quintana Roo, manteniendo la relación cordial y colaborativa con las fuerzas magisteriales, sin que esto implique una entrega incondicional de la plaza.

Lo cierto es que al igual que Sara Latife el chetumaleño es ajeno al gremio de los maestros, y tendrá que lidiar con sindicatos sumamente complicados, ya que el magisterio es un organismo vivo que se defiende y ataca, a diferencia de las cómodas posiciones en la Seplader y en CAPA.

De sus resultados al frente de la SEyC depende en gran medida su futuro político, pues son conocidas sus aspiraciones a la diputación federal en 2015, o a la alcaldía capitalina en 2016.

Un 2014 muy complicado para los bolsillos 

Este 2014 se perfila muy complicado para todos los mexicanos, y en el sur de Quintana Roo enfrentaremos una carga muy pesada por el aumento del IVA que pasará del 11 al 16 por ciento en zonas fronterizas, como consecuencia de una homologación avalada por la Cámara de Diputados.

De hecho, en las centrales de autobuses ya se advirtió el aumento del 16 por ciento en los pasajes, lo que será un duro golpe a los bolsillos de miles de pasajeros. A ello se suman los aumentos en diversas tarifas, como la de electricidad, sin contar los “gasolinazos” que tanto irritan a los propietarios de vehículos, afectando a los usuarios del transporte. 

La fiebre del consumismo en temporada navideña y de fin de año dará paso a un inicio de año muy complicado y con enormes exigencias, pero en estas condiciones hay que aplicarse al máximo.

La consolidación de Sipse Café 

Y 2013 ha sido un año de consolidación para Sipse Café (95.3 de FM) desde Chetumal, un espacio radiofónico de comentarios y análisis, en el que participo con Sandra Romero Gamboa, Ramón Humberto González Reyes y Miguel Martínez Castillo, con las valiosas aportaciones de Julián Santiesteban, Pedro Betancourt Reed y Mabel Grajales.

Paso a paso esta opción en radio ha ido ganando terreno, para consolidarse en el gusto de los radioescuchas cuyas críticas tanto valoro en lo personal, ya que nos permiten detectar nuestras deficiencias para corregirlas sobre la marcha.

Por este espacio –de lunes a viernes, de 10 a 11:30 horas – han desfilado figuras muy valiosas de la política y la sociedad, quienes se han expresado con plena libertad, como el alcalde capitalino Eduardo Espinosa Abuxapqui y los diputados federales Lizbeth Gamboa Song y Raymundo King de la Rosa, incluyendo a Luis Ramón Villanueva García (presidente del Comité Pro Defensa de los Límites de Quintana Roo) y Cecilia Lavalle Torres.

El placer de participar en esta emisión diurna no tiene comparación, y la exigencia es enorme para no defraudar a quienes nos sintonizan habitualmente, desechando otras opciones no menos interesantes.

Y en esta última publicación de Pena Capital en 2013, aprovecho para desear a mis lectores un año nuevo repleto de logros, y que todos sus propósitos se cumplan, siempre gozando de buena salud y con estabilidad familiar y laboral. Un abrazo a todos, de todo corazón.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios