18 de Septiembre de 2018

Opinión

Todo un ser humano…

En materia de Derechos Humanos la mujer es considerada como uno de los grupos vulnerables en el seno de la sociedad mundial.

Compartir en Facebook Todo un ser humano…Compartir en Twiiter Todo un ser humano…

Un triste, tristísimo suceso nos ocupa para rememorar el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, cuando no se nos borra y creo que no se borrará nunca de nuestra memoria, el amargo fin de una niña de apenas 7 años de edad que a pesar de su inocencia sufrió la brutalidad de la violación y finalmente la muerte…

Mucho se ha dicho ya en torno al caso y no es mi intención remover las cenizas en este asunto, del cual se ha encontrado al o a los culpables. La Justicia trabaja en eso.

En materia de Derechos Humanos la mujer es considerada como uno de los grupos vulnerables en el seno de la sociedad mundial, de ahí que hayan surgido leyes para protegerla contra los abusos; en Yucatán está la que tutela el derecho de la mujer a una vida sin violencia.

Bien, diré que las autoridades han cumplido parte de su encomienda con la legislación correspondiente, pero aún nos falta mucho por hacer…

En la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán ponemos nuestro granito de arena con pláticas, talleres e incluso una representación teatral para prevenir la violencia en el seno de la familia, sin menoscabo de otros programas para la difusión y defensa de las prerrogativas del ser humano.

Y en este punto cabe preguntarnos: ¿Qué es un ser humano? Recordemos lo que nos dice el lexicón al respecto: humano, na. (Del lat. humānus). 1. adj. Perteneciente o relativo al hombre. (Y la mujer, acoto). 2. adj. Propio de él. 3. adj. Comprensivo, sensible a los infortunios ajenos. 4. m. Ser humano. 5. m. pl. Conjunto de todos los hombres. (Y mujeres, acoto de nuevo).

La tercera acepción nos indica que es él o la persona comprensiva, sensible a los infortunios ajenos.
En Biología nos enseñan que el género humano pertenece al reino animal, con la diferencia de su capacidad de raciocinio por encima de los demás integrantes de ese “reino”.

En ocasiones con tristeza comprobamos que los humanos deshumanizados, si se me permite la expresión, buscan refinamientos inverosímiles para ejercer su voluntad, para dañar, para atormentar y exterminar a quienes no piensan como ellos y para muestra, los horrores de las armas, algunas de exterminio masivo y las que podemos contemplar en los museos del terror para lograr un propósito…

La reciente violación y homicidio de un capullo en flor, que apenas intentaba abrirse a la vida nos debe de hacer reaccionar como una sociedad integrada por auténticos seres humanos, los que buscan el bien común y unir fuerzas en torno a los niños y niñas maltratadas y maltratados…

Autoridades y sociedad en general deben de cerrar filas, buscando el bien común, sobre todo para estos pequeños que también forman un grupo vulnerable, puesto que no pueden defenderse por sí mismos.

Todos debemos de cumplir con la parte que nos corresponde, y la mejor manera es predicar con el ejemplo. Lo repetiré hasta la saciedad: ¿Cómo queremos hijos e hijas apacibles, si somos un ejemplo de violencia? ¿Cómo pedirles a nuestros hijos e hijas, que cuiden su cuerpo y no ingieran substancias nocivas, cuando en una mano llevamos sus biberones y en la otra el alcohol, la cerveza o el cigarro que hasta a ellas y ellos dañan?

Estamos a tiempo todavía, retomemos el camino de los valores universales que nos sirven para construir una sociedad más justa, proclive a intervenir en pro de los que sufren, de los desamparados.

A quienes hoy son padres de familia, si el rumbo está torcido, enderécenlo; su propia existencia y la de sus hijos serán más placenteras. Y a quienes están próximos a formar una familia medítenlo y conozcan los derechos y responsabilidades que esto conlleva y si consideran que el reto es superior a sus fuerzas, den marcha atrás, no hagan infelices a seres que no les han pedido traerlos a sufrir a este mundo, sobre todo si son ustedes quienes no cuidarán de ellos, los atormentarán.

Si tomamos el rumbo del respeto, la tolerancia y el predicar con el buen ejemplo, acaso quienes vienen detrás de nosotros, tirios y troyanos, comentarán ante nuestra ausencia física: Era todo un ser humano.

P.D. Ante la imposibilidad de hacerlo personalmente quiero dar las gracias a quienes nos apoyaron con su solidaridad por la sensible partida hacia el Arcano de mi padre, Dr. Hidalgo Victoria Rubio, quien fue a reunirse con su fiel compañera Mtra. María Lucía Maldonado Vázquez.

Gracias a ambos por su fecundo ejemplo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios