18 de Diciembre de 2017

Opinión

Toma de consciencia

Nos hemos alejado de la naturaleza. Hemos desarrollado un mundo sumamente tecnológico en el que hasta el hombre parece que puede ser suplantado por las máquinas.

Compartir en Facebook Toma de conscienciaCompartir en Twiiter Toma de consciencia

Todo lo que le ocurra a la Tierra le ocurrirá a los hijos de la Tierra. Envenena el río y el río te envenenará a ti.- Sabiduría indoamericana                                                                           

Todos estamos relacionados con el universo donde vivimos. Necesitamos conocer la relación entre nosotros y la naturaleza. Cada vez que la olvidamos, estamos en riesgo de desaparecer. 

Los terremotos destruyen lo que construimos; las inundaciones acaban con pueblos, animales, sembradíos y vidas humanas; los huracanes igualmente; las sequías no permiten que fructifique lo que sembramos; la naturaleza constantemente nos recuerda su presencia y la necesidad de respetarla. 

¿Cómo es posible que contaminemos el agua, el aire y arrasemos con las selvas? En pocas palabras, ¿cómo no cuidar el medio ambiente en el planeta Tierra que es el hogar común de todos los seres humanos?   

Nos hemos alejado de la naturaleza. Hemos desarrollado un mundo sumamente tecnológico en el que hasta el hombre parece que puede ser suplantado por las máquinas. Es bueno aprovechar nuestros conocimientos e inventos pero nunca abusar de ellos. Todo lo que va contra la naturaleza será destruido con el tiempo. Somos parte del universo, no somos quien lo gobierna.

Al no vivir esta verdad nos destruimos. 

Necesitamos conscientizar la bendición que es el agua que bebemos, lo maravilloso de nuestro ser, lo sabio que es admirar y respetar a los animales y a las plantas. Hay que tocar la naturaleza con nuestras manos para alimentar nuestros sentidos y así el cuerpo e intelecto se armonicen con el universo. 

Aprenderemos, al hacer contacto íntimo, que somos creaturas necesitadas de la naturaleza. Partiendo de esa realidad, podremos evitar todo lo que la daña y cuidar y promover los tesoros naturales que nos mantienen vivos. Dejaremos como legado a las siguientes generaciones un planeta limpio, sano, que se renueva siguiendo el orden divino. Admiremos y cuidemos el hogar común. ¡Eso es vivir conscientemente! ¡Ojalá, no sea demasiado tarde!    

¡Ánimo! Hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios