24 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Trabaja para Monsanto?

El señor gobernador, al expedir el Decreto 418/2016, estableció que Yucatán es Zona Libre de Organismos Genéticamente Modificados...

Compartir en Facebook ¿Trabaja para Monsanto?Compartir en Twiiter ¿Trabaja para Monsanto?

Con el permiso (que no he pedido) de mi amigo don Raúl Monforte Peniche, promotor incansable de la agricultura orgánica, generador de iniciativas a favor del mundo y de quienes lo habitamos y lo habitarán si antes nosotros no terminamos de darle en la mera progenitora, reproduzco este escrito suyo tomado de su muro de Facebook:

El planeta está herido de muerte. El señor gobernador, al expedir el Decreto 418/2016, estableció que Yucatán es Zona Libre de Organismos Genéticamente Modificados (OGM); este Decreto no solamente beneficia a los cientos de productores apícolas de Yucatán como se comenta, sino que sus alcances trascienden fronteras.

Con el hecho de que los yucatecos le digan al mundo a través del DECRETO 418 que han decidido vivir libres de OGM, le estamos diciendo que ya estamos unidos a los millones de seres humanos que hoy luchan por preservar la vida en el planeta.  Promulgar el Decreto 418 que establece que Yucatán es Zona Libre de OGM es un acto de valentía y honestidad social del señor gobernador Rolando Zapata Bello. Todos los yucatecos debemos unirnos a él en la defensa de nuestro Decreto 418; al hacerlo nos unimos a la lucha por erradicar el hambre en el mundo y garantizar la Independencia Alimentaria de México.

El Sr. presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó una Controversia Constitucional ante la SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN para impedir la aplicación del Decreto 418; insólito, mi presidente abandona los intereses de todos los mexicanos para defender los intereses de MONSANTO y asociados, para que TODO MÉXICO SEA TERRITORIO DE ORGANISMOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS, y de esa manera acabar con los recursos fitogenéticos que ya nuestros indígenas poseían aún antes de la llegada de los españoles. 

¡Qué criminal proyecto para acabar con el hambre!: nuestros campesinos comprando semillas de maíz y frijol genéticamente modificadas a MONSANTO. Cuando menos nuestro señor presidente debió tener la gentileza de avisarnos que nos abandonaba para irse a trabajar para MONSANTO.

Lo transcribo y lo suscribo en todas y cada una de sus partes.

De paso también me adhiero a las protestas contra el criminal aumento a las gasolinas (de hasta 20.1%) que el presidente de mi amigo don Raúl dijo que con la reforma energética bajarían. Me voy a vivir a Noruega.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios