23 de Septiembre de 2018

Opinión

Trabajadores independientes

Pueden abrir una cuenta individual en la afore de su elección, para efectuar en ella ahorro personal y obtener a futuro una pensión.

Compartir en Facebook Trabajadores independientesCompartir en Twiiter Trabajadores independientes

Quienes trabajan por cuenta propia y nunca han cotizado al IMSS ni al Issste, pueden abrir una cuenta individual en la afore de su elección, para efectuar en ella ahorro personal y obtener a futuro una pensión.

La cuenta individual que así se abra tendrá las subcuentas de ahorro a largo plazo y la de aportaciones voluntarias.

En la subcuenta de ahorro a largo plazo se podrán depositar, cada que se quiera, la cantidad que se desee y se podrá disponer de estos recursos a partir de la fecha en que se cumplan sesenta años de edad o más.

Hacer ahorro de largo plazo es sumamente benéfico para quien trabaja por cuenta propia, pues, además de que está creando las condiciones para recibir a futuro una pensión, el ahorro efectuado es deducible de impuesto hasta por $152,000.00 anuales, según lo establece la Ley del Impuesto Sobre la Renta, en su Artículo 185, Frac. I.

Las aportaciones voluntarias son otro tipo de ahorro que puede hacerse en la misma cuenta individual, y tienen la característica de que son retirables cada dos meses, si están invertidas en una siefore adicional, o, cada seis, si lo están en una siefore básica; en esta última es donde se obtiene un rendimiento neto mayor, con la ventaja de que es inembargable hasta veinte veces el salario mínimo general, elevado al año; nada mal, ¿verdad?

Normalmente, quienes trabajamos por cuenta propia, y estamos dados de alta en el SAT, pagamos impuestos y, si así lo hacemos, parte del pago de esos impuestos podemos capitalizarla para efectos de pensión.

Le mostraré, a través de un ejemplo sencillo, cómo hacerlo, aclarando que se omiten algunas formalidades de cálculo; sin embargo, el objetivo del ejercicio siguiente pretende mostrarle únicamente el beneficio fiscal de ahorrar a largo plazo en una cuenta individual, administrada por una afore; para datos precisos, sugiero contactar a un especialista en asuntos contable y fiscales.

Ejemplo sin deducción fiscal: el Dr. Rx tuvo ingresos por $1.500,000.00 y gastos deducibles por $700,000.00; su base gravable fue de $800,000.00, e impuesto a cargo por $256,000.00.

Si el mismo Dr. Rx ahorró en su afore la cantidad de $152,00.00, al ser ésta deducible, la base gravable se reduciría a $684,000.00, y le resultaría un impuesto a cargo por $207,360.00.

Lo anterior significa que el Dr. Rx capitalizó del pago de sus impuestos la cantidad de $48,640.00 que, multiplicados -a valor constante-, por treinta años de ahorro, le permitirían acumular un total de $1.459,200.00, más rendimientos conservadores otorgados por la afore del 9%, podría multiplicarse por tres esa cantidad y convertirla en una generosa pensión o retirarla en una sola exhibición. 

Información adicional: http://sipse.com/miretiroypension; asesoría: [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios