16 de Octubre de 2018

Opinión

Trend topic

La víspera de implementarse en Quintana Roo el nuevo sistema de justicia penal, preocupa que...

Compartir en Facebook Trend topicCompartir en Twiiter Trend topic

La víspera de implementarse en Quintana Roo el nuevo sistema de justicia penal, preocupa que un individuo presuntamente vinculado a una red de pedofilia, investigado por la Procuraduría, ¡organizara una rueda de prensa! siendo que hay antecedentes que aún está valorando la autoridad penal.

José Jesús M., Jesse M. o Luis D., como se autonombró en Cancún, y su pareja, presentaron ante la prensa los argumentos para intentar revertir la causa penal que la autoridad les finca, sobre la presunción del delito que los llevó a pisar la celda cual si fuera un “check-in” típico de los hoteles, la industria a la que se han dedicado en el último lustro en la entidad, administrando dos clubes de yates, un hotel nudista en la zona de playas de Cancún, otro en Mahahual y una decena de módulos de promoción de la vida nocturna del destino que son colocados en plazas comerciales, incluso, allende las fronteras de Quintana Roo, los cuales son atendidos por un “ejército” de edecanes.

Novedades Quintana Roo y sus ediciones hermanas, Riviera Maya y Chetumal,  recientemente instrumentaron el mecanismo que mandata el nuevo sistema de justicia para el tratamiento informativo de los temas vinculados a un delito, hasta que se compruebe lo contrario, vía la sentencia de un juez, lo cual es válido y reivindica el derecho ciudadano a defenderse hasta las últimas consecuencias. Una decisión plausible y en respeto a los derechos humanos. 

En lo personal, lo que me parece improbable, es el rosario de datos que pesan sobre el pasado y/o la identidad de José Jesús, o Jesse M. o Luis D., a quien conocí en la brega periodística y es el mismo al que varios reporteros de la fuente empresarial han cuestionado sobre el destino de la venta de boletos de un concierto de Juan Gabriel, no celebrado, pactado hace algunos años. ¿Por qué ha utilizado tantos nombres? ¿Cuál es el motivo real por el que movía su domicilio personal en zonas residenciales, como Porto Fino, donde un grupo de la Policía Judicial ejecutó su aprehensión, y otro, en una lujosa propiedad en la exclusiva marina de yates? ¿Por qué en 2010 desapareció de las propiedades hoteleras bajo su custodia, pero siguió instalada allí una oficina con las edecanes y su nombre inscrito en la recepción?

Lamento lo que ocurre a José Jesús, Jesse M. o Luis D. Lo conocí como una persona amena, presuntuoso de la identidad alegre de un cancunense. Sólo que no están claros los motivos que presentó a reporteros, a los que tampoco clarificó por qué tantos nombres. Recuerdo que hace algunos años, antes de esta situación en la que está envuelto, siempre le pedí su mail o identidad en redes sociales. Nunca la proporcionó. Hoy es “trend topic” en internet.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios