19 de Septiembre de 2018

Opinión

Los truncados

Muchos quedaron fuera en el PRI, aunque no se descarta que podrían tener “huesitos” de consolación.

Compartir en Facebook Los truncadosCompartir en Twiiter Los truncados

Las interrogantes suelen surgir cuando, de golpe y porrazo, los primeros pasos para continuar una ascendente carrera política se truncan.

Algo similar le ocurrió a varios priistas que, apenas la semana anterior, no quedaron entre los precandidatos a las diputaciones estatales y federales. Pero también los blanquiazules tuvieron sus problemas para no ser electos.

Las altas esferas gubernamentales, que no necesariamente la dirigencia estatal del tricolor, dieron un golpe de timón. Varias de las huestes más conocidas y supuestamente relacionadas con el “macizo” de Rolo Zapata Bello hicieron “plop” (como el personaje de la tira cómica Condorito) y terminaron noqueados en su ego y confianza.

De entrada, Nerio Torres Arcila le ganó la apuesta, por segunda ocasión consecutiva, al legislador federal Mauricio Sahuí Rivero, para contender por la alcaldía de Mérida.

Sin duda, algo más a su favor tuvo Nerio que el PRI-gobierno le volvió a dar su confianza para intentar derrotar al panismo que, en las elecciones del 7 de junio, irá con el joven empresario y ahora diputado local con licencia, Mauricio Vila Dosal.

Nerio promete que, ahora sí, llegará a la alcaldía meridana. Pero Mauricio, con menos experiencia en la grilla, no puede ser descartado. Es como una especie de “caballo negro” que, al parecer, tendrá todo el apoyo de las huestes panistas.

Al menos, en el interior del blanquiazul, aseguran que las “heridas” (Raúl Paz Alonzo, fuera de la jugada) están siendo cicatrizadas a pasos agigantados. En el PRI sucedería algo parecido, pero en ese partido cuando se odian ¡se odian con odio jarocho!

Muchos quedaron fuera en el PRI, aunque no se descarta que podrían tener “huesitos” de consolación. Chequen: Manuel Medina Enríquez, supuesto líder de la CNOP, se sentía diputado estatal (se movió mucho en las fotos y no salió; se olvidó del famoso dicho del legendario Fidel Velázquez); Luis Borjas Romero, delegado de la Sedesol federal (dizque incondicional de Jorge Carlos Ramírez Marín, titular nacional de la Sedatu), jugó mal sus cartas; Alaine López, secretaria de la Juventud (ni por cuota de género. Sólo le interesa el jet set social), y así por el estilo.

Y en Acción Nacional, al alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, le bloquearon parte de su destino político. Los altos mandos del albiazul lo botaron de la terna para diputaciones federales plurinominales. En su lugar va Huacho Díaz Mena, ex candidato a gobernador en 2012.

PRIMERA CAIDA.- Rolo y el PRI optaron por una serie de priistas menos conocidos pero, quizá, más leales que los descartados. Un ejemplo es Lorena Farah Valencia, parte de la cuota política de origen libanés.

SEGUNDA CAIDA.- Los regidores del tricolor en la Comuna, Enrique Alfaro y Rubén Segura, se quedaron vestidos y alborotados por el momento. De todas formas, sus escándalos y griteríos en las sesiones de Cabildo les serán recompensados.

TERCERA CAIDA.- ¿Y vos, “Reni”? En la dirigencia nacional de tu partido te llaman traidor. ¿Qué hiciste?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios