15 de Diciembre de 2017

Opinión

Tu competencia... tú mismo

Resulta que nosotros somos el mismo obstáculo a vencer, somos nosotros mismos los que nos boicoteamos...

Compartir en Facebook Tu competencia... tú mismoCompartir en Twiiter Tu competencia... tú mismo

Nos saldremos hoy un poco del parámetro de competencia contra los demás para darle una vuelta interesante a la parte competitiva de nuestro ser, que tiene que ver con la competencia real e inicial que es competir contra nosotros mismos. 

Es cierto que estamos acostumbrados a compararnos con los tiempos, servicios, crecimiento y otros datos estadísticos de otras personas, pero para medir crecimiento y mejoramiento real nada mejor que compararnos con nuestros propios tiempos, números y datos en el pasado. Pero resulta que nosotros somos el mismo obstáculo a vencer, somos nosotros mismos los que nos boicoteamos para no lograr vencer las metas y objetivos trazados.

 Así es que, sin más preámbulo, me permito compartirte 5 acciones que debes tomar para evitar caer y tropezarte con tus mismas piedras:

1.- Actitud positiva.- Nada mejor que empezar el día siempre con una actitud positiva y buena vibra. El inicio de tus actividades o tareas reflejará el resultado de las mismas dependiendo de qué actitud tomes al respecto.

2.- Integra gente valiosa.- Ya sea proyecto de trabajo en equipo o no, rodéate de gente siempre que sea valiosa y positiva, evita a las personas tóxicas o negativas que suelen entorpecer a toda costa nuestras ambiciones y sólo contagian a los demás.

3.- Diseña un plan.- Si no partes de un plan organizado y ordenado, muy probablemente termines abandonando, pues no tendrás guía para dirigirte en los momentos de dificultad extrema. El plan de acción no es un motivador, es una guía para enfocarnos y no perder el tiempo.

4.- Trabaja a corto plazo.- Es bueno tener objetivos a largo plazo, pero acompáñalos de objetivos a corto plazo para que puedas medir cómo vas con el cumplimiento de las metas. Recuerda que a corto plazo puedes ser flexible e ir acomodando las acciones para cumplir el de largo plazo.

5.- No olvides el porqué.- Cuando te estén ganando los malos pensamientos o los pensamientos negativos de abandono y renuncia, recuerda qué te hizo llegar ahí y el porqué estás buscando y aspirando al cumplimiento de esas metas. ¡TU ESENCIA!

Incluye entre tu monitoreo de competencia con los demás también tus datos para que puedas checar y analizar tu comportamiento. Porque la competencia… es contigo mismo. ¡A DARLE!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios