15 de Diciembre de 2017

Opinión

Un alcalde violento

Un convoy de cuatro patrullas detuvo al campesino Carlos Pool Huchim, a quien al momento de detenerlo le cubrieron la cabeza con una bolsa de plástico, para luego golpearlo de manera brutal.

Compartir en Facebook Un alcalde violento Compartir en Twiiter Un alcalde violento

Te voy a partir la ma…!, lo escuchaste. No se te olvide que la autoridad y la ley aquí en Motul soy yo, expresaba a gritos y amenazante el alcalde  José Julián Pech Aguilar, quien le advertía a su regidor de educación y deporte  Wilberth Can Canché, que en esos momentos ya llevaba de estar parado más de tres horas en la comandancia de la Policía municipal. A dicho regidor los gendarmes del alcalde priista le quitaron horas antes la camisa y sus zapatos.

El pleito empezó porque el regidor Wilberth Can acudió a la Dirección de Seguridad Pública de Motul a averiguar por qué un convoy de cuatro patrullas detuvo en la comisaría de Kancabchén Rancho al campesino Carlos Pool Huchim, a quien al momento de detenerlo le cubrieron la cabeza con una bolsa de plástico, para luego golpearlo de manera brutal. Durante el trayecto a los separos el campesino escuchaba que los policías le dijeran que ese sería su último día de vida. A don Carlos Pool le sembraron dos gramos de droga para inculparlo como narcotraficante. En Motul conocen al ejidatario y saben que no se dedica a actividades ilícitas.

Todo se suscita porque el domingo fue la elección de comisarios municipales y a Kancabchén Rancho, en donde deben votar 400 personas, sólo llevaron 89 boletas, lo que molestó a los habitantes y no permitieron instalar la casilla, ante lo cual el alcalde de Motul mandó a reinstalar la casilla y los lugareños más molestos evitaron la instalación de la urna. Cuatro horas más tarde el alcalde manda a la policía y se lleva al primero que encuentra: don Carlos Pool.

Ya entrampado el conflicto, el regidor priista, como el alcalde Wilberth Can Canché, acude a la comandancia a petición de los familiares del campesino para pedir información, ahí lo recibe el director Géner Aguilar Avilés, quien al ver al edil le dice que pase a sus oficinas. Ahí estaba el alcalde, quien ordena a los policías que le quiten sus pertenencías al regidor Wilberth. Los agentes cumplen la orden hasta dejar semidesnudo a Can Canché, quien escuchó del presidente: “O te calmas o a tu familia le partiré la ma…. Aquí quien manda soy yo”. Este caso ya fue denunciado al ministerio público con el número 14-12.

El regidor priista denunció  al alcalde  por amenazas ya que, según declaró, cuando acudió a la dirección de Policía, fue detenido por órdenes del alcalde, que llegó cuando el edil averiguaba la situación del detenido.

Can Canché relató que el alcalde lo acusó de alborotar el proceso electoral, “aunque le dije que sólo defiendo los derechos de las personas que me piden ayuda, ordenó que me encarcelen”.

El regidor Wilberth Can Canché es  mérito deportivo de 2004 y es entrenador de tiro de arco. Entre sus pupilos está Eduardo Magaña, quien  representó a nuestro país en los juegos olímpicos de Atenas… entre otros eventos deportivos de importancia internacional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios