23 de Septiembre de 2018

Opinión

Un alto vial salva tu vida

Hace unos días en una reunión con amigos comentábamos que en la actualidad parece imposible convencer a los conductores de que no usen su teléfono celular...

Compartir en Facebook Un alto vial salva tu vida Compartir en Twiiter Un alto vial salva tu vida

Hace unos días en una reunión con amigos comentábamos que en la actualidad parece imposible convencer a los conductores de que no usen su teléfono celular mientras manejan, porque sólo basta un segundo para que cambie el curso de la vida con un accidente. Lamentablemente, muchas veces hay terceras personas que salen afectadas o pierden la vida a causa de estas situaciones fatales. Reportes actuales señalan que ni las drogas ni la violencia en las calles, generan más muertes como los accidentes de tránsito entre jóvenes de 15 y 29 años de edad, en Latinoamérica. 

Con este panorama es necesario que se analice el rumbo de la seguridad vial en todos los sentidos. Por un lado, trabajar más fuerte en concientizar a la población de que cada vez que usa su celular arriesga su vida y la de los demás conductores -y hasta la de los peatones que circulan por avenidas-, y por otro, tener un reglamento más estricto. 

Lo interesante de esta semana es que Cancún será sede durante tres días del IV Congreso Iberoamericano de Seguridad Vial, el cual será un evento que en particular considero una plataforma  para quienes se encargan de realizar políticas basadas en la vialidad u operativamente trabajan en ello, puedan retomar modelos a nivel global que son funcionales y  diseñar mejores proyectos que se adapten a la población en general para  tener una movilidad más segura. 

Sin duda, hay mucho trabajo por implementar en este destino en materia de seguridad vial, porque cuando pretendes cruzar una avenida como peatón, el primer temor es que seas arrollado por un descuido de un conductor, y existe una falta de educación y respeto a los señalamientos de tránsito. Por tanto, educar sería uno de los principales objetivos a cumplir.

El diseño de las vías también es otro punto que se tiene que visualizar, pues las obras que se realizan por lo regular están faltas de lógica en algunas zonas de la ciudad, y eso provoca puntos ciegos y sitios donde es más recurrente existan accidentes. El problema es que ya se tienen identificados y en algunos casos se ignora. Ojalá se duplicaran los esfuerzos en infraestructura para contar con mayor nomenclatura en la ciudad.  

Por otro lado, los conductores deben hacer un esfuerzo extra por desarrollar el sentido común y pensar que su vida es valiosa y por tanto hay que cuidarla, además de pensar que una ambulancia de la Cruz Roja va por una emergencia cuando circula por la ciudad; así que no se trata de ir tras ella, sino de respetar. Esto hará una gran diferencia entre ser un conductor responsable o dejar a la ligera y en manos de la suerte lo más importante que tenemos: nuestra vida.  No hay excusas, simplemente hay que trabajar en una educación vial que mejore la circulación de todos en una ciudad tan hermosa como Cancún. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios