16 de Octubre de 2018

Opinión

Un año

A un año de las elecciones el asunto de la cuota de género es un factor importante y será interesante ver dónde acomodan a las mujeres.

Compartir en Facebook Un añoCompartir en Twiiter Un año

Mañana estaremos a exactamente un año de la elección. Parece que falta muchísimo, pero no olvidemos que los precandidatos saldrán en escasos cinco meses. Y mire, a un año de tener ganadores y perdedores, el panorama aún no es muy claro.

Así como estoy llenando mi quiniela del mundial, también existe en los bajos mundos de la política una quiniela de candidatos. Todos tratamos de pensar como el que toma las decisiones, pero, con tantos competidores, al menos en el lado priista, es muy complicado. 

Yo creo que, para empezar, todos los jovencitos afortunados en un puesto de primer nivel deberían quedarse ahí para agarrar experiencia, mostrar resultados y hacerse de prestigio. Otros que deben quedarse donde están, hablo de los que son secretarios, son todos aquellos que tienen aspiraciones a ser gobernador en el 2018. ¿Para qué se mueven si ahí tienen toda la proyección? No daré nombres, pero ustedes saben quiénes son. 

El asunto de la cuota de género es un factor importante y será interesante ver dónde acomodan a las mujeres. De inicio, creo que una diputación federal del interior, quizá el sur, va para una mujer, y la otra en Mérida, ya veremos a quién y qué distrito le dan: si la ponen en el cuatro, es que la mandan a perder, si la ponen en el tres, debe ser alguien del grupo del gobernador.

Las posiciones plurinominales también están peleadas. En mi humilde, inexperta e ignorante opinión, creo que el secretario de Gobierno debe pedir una, si es que tiene aspiraciones para más adelante, y seguir el mismo camino del gobernador. Lo alejará de la mala fama y pocas simpatías que se ha creado por actividades propias de su puesto y lo mantendrá en una posición de protagonista. 

Al Congreso Local necesitan darle vida y dinamismo y también servirá para ver quiénes son los aliados del primer grupo y a quiénes mandan a perder. 

Las presidencias municipales se cuecen aparte y son un montón, así que ese tema no entra a la quiniela, excepto Mérida, que no es cosa fácil. Hoy, el mejor posicionado es Mauricio Sahuí y el único con posibilidades de ganar y aun así no la tiene segura. El PRI deberá pensar bien este movimiento: si le apuesta a quien tiene mayores posibilidades o si le apuesta a la gente del gobernador. Y deben ser visionarios: no se trata nada más de ganar, se trata también de mantener el voto de confianza y tener una buena administración. 

Y ya que hablamos de Mérida, creo prudente hablarle a aquellos diputados que andaban tapando baches y recogiendo basura, para que regresen a las andadas. ¡La ciudad de los hoyos los necesita, muchachos! Tengan piedad, hay calles en las que uno zigzaguea para no caer en alguno de los cráteres. Si lo suyo es el populismo, ahorita tienen una gran área de oportunidad. Y si usted le quiere entrar a la quiniela, ¡pues avise!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios