24 de Septiembre de 2018

Opinión

'Un camino a casa' y 'Lo que de verdad importa'

La imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine.

Compartir en Facebook 'Un camino a casa' y 'Lo que de verdad importa'Compartir en Twiiter 'Un camino a casa' y 'Lo que de verdad importa'

Muchas veces nos enteramos de historias crudas, crueles, que suceden de manera cotidiana en las grandes ciudades. Secuestros, agresiones, niños raptados o perdidos en plena vía pública, que generan sentimientos complejos en quienes nos enteramos. Justamente una situación así de compleja y desgarradora le da forma a “Un camino a casa” (Lion), filme basado en el libro autobiográfico de Saroo Brierley.

La cinta dirigida por el australiano Garth Davis y cuya adaptación se plasmó de una manera muy adecuada por el guionista Luke Davies, nos narra la historia de dos hermanos, que viven situaciones distintas al ser separados por el destino. Saroo Brierley (Sunny Pawar), de cinco años, vaga por las calles para conseguir dinero que le permita sobrevivir y apoyar a su familia. Al lado de su hermano transitan por todos lados hasta que el pequeño se pierde al no poder descender del tren y viaja lejos de casa.   

Es encontrado por un matrimonio de australianos a quienes llama la atención su situación, ahí Sue (Nicole Kidman) y John (David Wenham) le ofrecen las condiciones para mejorar su vida.

Hay momentos entrañables y la diferencia con su vida pasada, así como la intromisión de un hermanastro, también de origen indio, que no tiene la misma suerte que Saroo y ve la vida de manera más cruel.
En suma, una cinta que transita por la vereda de las emociones a flor de piel y que resulta recomendable, más aún por el extraordinario trabajo de fotografía de Greig Fraser.

Paco Arango, presidente de la Fundación Aladina, que se dedica a ayudar a niños y adolescentes enfermos de cáncer y a sus familias, ha emprendido una campaña de grandes dimensiones para darle auge a la cinta que dirige, “Lo que de verdad importa”, con la cual piensa obtener recursos para destinarlos a la titánica misión que lleva años sufragando. 

Como bien dice la publicidad -enviada por medios digitales y aplicaciones de celular-, en las marquesinas mexicanas las cintas de nacionalidad diferente a la norteamericana que no funcionan en taquilla el primer fin de semana salen de cartelera, así que habrá que apoyar asistiendo al cine.

Sólo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita. 

Para dudas, comentarios o sugerencias escríbame al correo electrónico [email protected] o regístrese en www.facebook.com/CinematografoCeroCuatro/ para recibir información del séptimo arte nacional e internacional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios