20 de Julio de 2018

Opinión

Un Consejo para la Cdheqroo

La semana pasada finalmente el Congreso local y la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo...

Compartir en Facebook Un Consejo para la CdheqrooCompartir en Twiiter Un Consejo para la Cdheqroo

La semana pasada finalmente el Congreso local y la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo) lanzaron la convocatoria para renovar el Consejo Consultivo de este organismo, abriendo la puerta a asociaciones civiles para presentar sus propuestas a ocupar estos espacios.

En total se recibieron 13 propuestas de candidatos que cumplen con los requisitos de la convocatoria de los que se seleccionarán solo seis, y desde este lunes los diputados están recibiendo opiniones ciudadanas para apoyar a uno o a otro y así tener más elementos para decidir sobre quienes deben integrar este Consejo Consultivo en materia de Derechos Humanos.

En teoría, se supone que el Consejo es la máxima autoridad –aún por encima del presidente de la Cdheqroo- para decidir las mejores acciones para promover y proteger los derechos humanos de los quintanarroenses, pero lo cierto es que este órgano de consulta y apoyo al Ombudsman no ha servido para nada.

En el directorio oficial de la Cdheqroo aparece un Consejo Consultivo compuesto por tres personas –eran cuatro, pero una ya falleció– y que estuvo en activo durante la gestión del ex presidente del organismo, Enrique Mora Castillo.

O el anterior presidente decidió ignorar rotundamente al Consejo, o de plano es que éste no es más que un ente de simulación con cargos honorarios que en nada contribuyen a la mejora en la protección de los derechos humanos.

Otra cosa que llama mucho la atención es que dos de los miembros del actual Consejo Consultivo son las ex profesoras normalistas Lilia María Conde Medina y Alicia del Socorro Pérez Rodríguez, las cuales por cierto están entre las 13 personas propuestas para integrar el nuevo Consejo.

Las dos ex docentes fueron presentadas como candidatas por la desconocida asociación civil “DignitatumHumanae A.C.”, que también propuso al ex líder de la Canaco en Chetumal, Manuel Chejín Pulido, entre otros.

Habría que revisar muy bien la labor de las profesoras para decidir si merecen repetir cargo en un Consejo cuyo funcionamiento, al menos en los últimos años, ha dejado mucho que desear.

Lo mismo aplica para el oportunista ex dirigente empresarial, Manuel Chejín Pulido, que pasó de noche por la dirigencia de la Canaco en la capital donde no logró absolutamente ninguna mejoría sustancial para los empresarios asociados a esa organización.

El reto para los diputados es elegir sin influencias externas de amigos y recomendados políticos a las personas idóneas para integrar el Consejo, y después ponerlo a trabajar como se debe, siendo el órgano que vigile, regule y dirija el trabajo que realiza el organismo que preside Harley Sosa Guillén.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios