21 de Septiembre de 2018

Opinión

Un día en camión

Es de esperar que esta muestra de civismo sirva para mover la conciencia del Cabildo de Mérida y los permisionarios de dicho transporte.

Compartir en Facebook Un día en camiónCompartir en Twiiter Un día en camión

“Zapata Bello acompaña a estudiante a su escuela”, pude leer en la página local de Milenio Novedades este pasado miércoles cinco de junio, en donde el gobernador señala que obtuvo una experiencia clara y vivencial que le permitirá tener un criterio para mejorar el servicio. 

Entiendo que es prematuro evaluar en toda su integridad la actuación del gobierno actual, pero quiero mostrar mi beneplácito por la actitud y miras del señor Zapata. De primera mano y con el ánimo bien dispuesto se tomó el tiempo para conocer de cerca la realidad del servicio público de transporte en la ciudad, independientemente de la exposición que tuvo ante los ciudadanos para platicar y escuchar inquietudes.

Es de esperar que esta muestra de civismo sirva para mover la conciencia del Cabildo de Mérida y los permisionarios de dicho transporte, para que todos ellos, a su manera y modo, emulen al mandatario y dejando el confort de sus oficinas con aire acondicionado y sus automóviles en casa, traten de llegar a sus oficinas usando dicho medio de traslado. 

Mucho habrán de encontrar cuando tengan la oportunidad de conocer de cerca sin tanta explicación y controversia la verdad que los usuarios yucatecos viven cotidianamente.

Hay que puntualizar que el número creciente de automóviles cambia día a día las condiciones de tráfico en una ciudad no diseñada para tal carga vehicular, creando cuellos de botella que retrasan y entorpecen los itinerarios del circular día tras día. 

Cuando los interesados en resolver los asuntos importantes y urgentes que reclama Mérida partan del mismo principio, sin argumentos bizantinos ni partidistas, será el momento de apreciar las coincidencias y trabajar conjuntamente con la población en dictar medidas incluyentes.

Entendamos las diferencias de opinión, y mostremos respeto ante éstas. Es normal que existan y son parte importante de la transición política que vive nuestro país. 

Estoy convencido que será únicamente en las coincidencias donde podremos establecer lineamientos que desarrollen la conciencia que promueva el entendimiento para formar ciudadanos y autoridades responsables que conozcan los pormenores y dificultades a las que nos enfrentamos en la búsqueda del bien común. 

El mejor momento es cuando empezamos a resolver los asuntos que nos atañen a todos. Vaya biem.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios