14 de Noviembre de 2018

Opinión

Un infierno para mujeres

Lo que ocurre en el área femenil del Cereso de la capital del estado precisa una intervención inmediata...

Compartir en Facebook Un infierno para mujeresCompartir en Twiiter Un infierno para mujeres

Lo que ocurre en el área femenil del Centro de Reinserción Social (Cereso) de la capital del estado precisa una intervención inmediata y no menos efectiva para desactivar un foco de inconformidad de gran parte de las internas por abusos cometidos por una de las reclusas que cuenta con el respaldo y simpatías de altos mandos de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública.

Se trata de Nikita Spat Avilés, quien ya fue denunciada por internas a fines de abril de 2012, cuando publicamos este atentado contra los derechos humanos que no provocó la menor reacción en los dominios de una Comisión Estatal de Derechos Humanos que permanece anclada en el confort más imperdonable.

Esta pasividad de esa Comisión de membrete justifica el calendarizado relevo del Ombudsman chetumaleño Enrique Mora Castillo, quien dejó para mejor ocasión el tema de las visitas a los penales de nuestro estado, a fin de evaluar las condiciones en las que se encuentran los presidiarios.

En esa ocasión, cerca de 20 internas de un total de 70 denunciaron que son prostituidas a través de una red coordinada por la señora Spat Avilés, quien purga condena por homicidio calificado.

Las internas son ofrecidas contra su voluntad a delincuentes de alta peligrosidad, sin que la Comisión Estatal de Derechos Humanos haya dicho “esta boca es mía”.

Esta mañana en el noticiero que conduce Gonzalo Hermosillo en nuestro Grupo SIPSE una de las internas vía telefónica denunció que Nikita Spat disfruta de impresionantes privilegios que le permiten altos mandos de Seguridad Pública Estatal, quienes incluso le dan un trato excesivamente amigable en público, desechando esa neutralidad que debe predominar en las relaciones entre autoridad e internos.

Las denuncias siguen lloviendo en este Cereso de Chetumal y son una bomba de tiempo que debe ser desactivada de inmediato, para poner un alto a las violaciones a los derechos humanos y evitar un brote de violencia que todos lamentaríamos.

El cáncer ha sido ventilado y no hay excusa para la pasividad, aunque en la Comisión Estatal de Derechos Humanos no se dibuje siquiera una sombra de preocupación o indignación.

Destino de perros

El Ayuntamiento capitalino cuenta con una perrera en la que son concentrados los canes callejeros que están condenados a muerte. Lo inaceptable es que el director de este centro canino no haga campañas entre la población para ofrecer al “mejor amigo del hombre” en adopción.

Porque muchas familias tendrían la intención de adoptar una mascota condenada al exterminio, sin que la autoridad se haya tomado la molestia de explorar esta opción humanitaria, paso obligado en otras latitudes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios