18 de Septiembre de 2018

Opinión

Un intolerante en OPB

La dirección de Asuntos Religiosos del Ayuntamiento capitalino quedó en manos de Fausto Canto García...

Compartir en Facebook Un intolerante en OPBCompartir en Twiiter Un intolerante en OPB

La dirección de Asuntos Religiosos del Ayuntamiento capitalino quedó en manos de Fausto Canto García, un joven panista inclinado a la ultraderecha estilo El Yunque. Este nombramiento oleadas de inconformidad en un sector de la población que criticó la decisión del alcalde Luis Torres Llanes, calificando al nuevo funcionario como un católico recalcitrante, intolerante y promotor del odio. 

Estos duros señalamientos no son del todo desatinados, pues Fausto Canto, quien en su perfil de Facebook se describe como “Estudiante de RR.II., militante del PAN y seguidor de la Escuela Austriaca de Economía. Católico”, tiene antecedentes de activismo en contra de la comunidad homosexual.

De hecho, el jovencísimo director de Asuntos Religiosos de la capital, cobró notoriedad recientemente al ser el organizador y promotor de la controvertida “Marcha por la Familia” en Chetumal, la cual fue considerada por un nutrido sector de la población como discriminatoria, al vender la idea de que solo existe un tipo de familia aceptable: el modelo de la iglesia católica.

En la cuenta de Facebook oficial del Ayuntamiento se dio a conocer este polémico nombramiento que de inmediato generó reacciones de disgusto entre muchos usuarios:

“Se supone que el estado es laico y en cuestiones de política y religión el Estado es imparcial. Es sabido que este tipejo promovía las marchas de odio por la idea de la “familia natural”, ideología que criminaliza a la minoría homosexual y prohíbe sus derechos. Si este tipo estará en esa “dependencia” es verdaderamente preocupante por las implicaciones que tienen las cuestiones religiosas. La dictadura católica ha llegado”, escribió Manuel Gómez Casango en la publicación del Ayuntamiento.

Por su parte, el usuario Edwin RT opinó: “Es indignante que hayan colocado a una persona llena de fanatismo religioso, discriminatoria y homófoba en un departamento que pienso debe ser plural en sus funciones. Como ciudadano othonense me opongo que de mis impuestos le den un salario a esta clase de personas”.

Incluso personas que estudiaron con él no dudaron en descalificarlo para el puesto, como el caso del usuario Sean Radcliffe, quien comentó: “Yo conviví con él durante 3 años todos los días… Es un engreído, grosero y patético necio. No puedo creer que hayan puesto a un total hijo de %”#% en asuntos religiosos. Es verdad que es católico (yo igual, y soy practicante de la religión) pero él es un fanático engreído”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios