23 de Septiembre de 2018

Opinión

Un like por los más débiles

"Lo que dicen las redes sociales" es una frase muy común para presentar un análisis...

Compartir en Facebook Un like por los más débilesCompartir en Twiiter Un like por los más débiles

"Lo que dicen las redes sociales" es una frase muy común para presentar un análisis o muestreo de Twitter y Facebook; pero lo cierto es que los usuarios de estas comunidades no actúan, en su enorme mayoría, bajo los dictados de la razón, sino de a dónde le hagan ver que existe un problema.

Dos conflictos singulares movieron y siguen vigentes en el mundo de las redes sociales, situaciones complejas que nos muestran la constante de internet: La opinión siempre tiene simpatía por el "más débil".

Tenemos el caso de #MamaRosa en Michoacán, cuyo albergue para niños desamparados fue cateado en sendo operativo de la Procuraduría General de la República, que despertó no sólo dudas, sino indignación entre la comunidad intelectual mexicana, que no tuvo empacho en salir en defensa de la señora. Enrique Krauze, Elena Poniatovska, Martha Sahagun, y hasta el capitán de Tri, Rafael Marqués, reclamaron en redes sociales el actuar del gobierno, quejas secundadas por twitteros de todo el país, quienes también exigieron se investiguen las condiciones del centro. 

Sin embargo, los señalamientos no estuvieron basados en la realidad. La comunidad en internet, como señalaron los intelectuales, fue presa fácil del sensacionalismo con que la autoridad tomó el caso, de las imágenes sacadas de contexto, del poco trabajo periodístico que se limitó a dar por cierta la versión oficial, y de esa necesidad en las redes sociales por "defender al débil", pero sin tener pruebas de quién es.

El timeline de #MamaRosa fue claro en su evolución: Del escarnio y festejo por su "detención", en el hospital, al reclamo por el "injusto" y "exagerado" proceder de la autoridad. De la indignación por ser una anciana maltratada por el gobierno, al "sospechosismo" por su pasado. Así son las redes sociales, útiles para difundir, pero peligrosas por su tendencia al cambio de opinión.

El segundo ejemplo es algo más complejo y sin hashtag de por medio, pues fue más popular en Facebook. El ataque de Israel a la Franja de Gaza también resonó en las redes mexicanas, casi al unísono en contra del Estado judío. Imágenes y memes muestran las simpatías del mexicano para con los palestinos, argumentando su supuesta debilidad ante la fuerza militar israelí, omitiendo a los grupos terroristas que también han cobrado vidas.

Con este conflicto se evidencia aún más el sensacionalismo que priva en las comunidades de internet. Como en el caso de #MamaRosa, los palestinos "se ganan" al público gracias al aparato mediático y a lo fácil que es atacar la acción del más fuerte. El horror provocado por la guerra sólo se compara con la cerrazón de los usuarios, quienes compartieron "evidencias" sin analizar la situación, hecho que en estos tiempos de apertura informativa es imperdonable.

Al final, todo se reduce a un "tweet": Al público no le interesa conocer el fondo del problema, sólo la forma en que se lo presentan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios