Un problema pendiente

Un promedio de 2 mil denuncias y de éstas sólo 20 por ciento no se comprueban, por lo que el porcentaje de féminas violentadas es muy alto
|

El pasado 25 de noviembre se conmemoró el Día mundial para la eliminación de la violencia contra mujeres y niñas y por ser domingo pasó desapercibido para muchos; pero la realidad es que muchas mujeres y niñas aún son agredidas física, psicológica y verbalmente, en la casa y el trabajo.

Las cifras están ahí: un promedio de 2 mil denuncias y de éstas sólo 20 por ciento  no se comprueban, por lo que el porcentaje de féminas violentadas es muy alto y son datos únicamente de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa).

La Prodemefa ha realizado un buen trabajo en este tema; aun cuando su competencia es únicamente brindar orientación y dar ayuda psicológica ha apoyado a cientos de mujeres a denunciar y salir del mundo de agresión en el que viven; incluso coordina al único grupo de autoayuda para mujeres agredidas en el Estado.

También están las Unidades de atención a la violencia en hospitales de la Secretaría de Salud que realizan su labor en este sentido y detectan al año a otros cientos de mujeres víctimas de violencia.

La dependencia que debiera realizar un trabajo más fuerte en este sentido es el Instituto de Equidad y Género, pero durante varios años pasó de largo; ojalá que ahora su trabajo diga más y se refleje en una mejor sociedad.