18 de Septiembre de 2018

Opinión

Un respiro en la frontera sur

Con una zona limítrofe natural como el río Hondo (de más 100 kilómetros), Quintana Roo es paso de migrantes, legales e ilegales...

Compartir en Facebook Un respiro en la frontera surCompartir en Twiiter Un respiro en la frontera sur

Con una zona limítrofe natural como el río Hondo (de más 100 kilómetros), Quintana Roo es paso de migrantes, legales e ilegales. Los segundos representan un problema vigente.

En el contexto de los niños que llegan solos al vecino del norte y previo a la reunión entre los presidentes Enrique Peña Nieto, y el de Guatemala, Otto Pérez Molina, para presentar el programa “Frontera Sur”, se difundieroncifras que evidencian la gravedad.

En los primeros cinco meses del año, el Instituto Nacional de Migración registró en la zona sur de Quintana Roo a 214 mil 547 “presentados”,quienes sacudieron por voluntad propia a la autoridad y pueden regularizar sus documentos.

En el mismo periodo, los extranjeros adultos “asegurados” (que deben ser deportados), fueron solamente 132, provenientes de Centroamérica, aunque algunos de España y otros de países más distantes.

Lo alarmante es que los “asegurados” son muy pocos, comparado con quienes se presentan voluntariamente, lo cual refleja una falla en los mecanismos de monitoreo y control.

Por eso resulta oportuno “Frontera Sur”, lanzado por los presidentes de México y Guatemala el lunes pasado en Chiapas, con el cual se entregaron tarjetas para trabajadores fronterizos y para visitantes regionales.Con dichas tarjetas, los guatemaltecos de los 22 departamentos (estados) podrán transitar libremente, hasta por 72 horas,por los 81 municipios fronterizos mexicanos, en los mil 149 kilómetros de frontera común. Eso incluye a Quintana Roo, Campeche, Chiapas y Tabasco.

No sólo se trata de blindar la frontera sur para garantizar seguridad, como enfatizó el gobernador Roberto Borge, sino también para respetar los derechos humanos de los migrantes y fomentar el desarrollo de la región mediante el intercambio comercial, cultural y turístico, un asunto considerado estratégico en nuestro Estado.

Se trata ahora de ordenar. En la frontera sur existen 10 cruces formales y un sinnúmero de no formales, dondeprevalece la inseguridad.Una medida inmediata fue el anunciode más infraestructura para transformar los puntos aduanales en centros de atención integral, donde se brindará salud, orientación y múltiples acciones en conjunto con la sociedad.

Lo mejor fue asumir la corresponsabilidad internacional. Todos los países del área tienen cierto grado de responsabilidad, porque debe tenerse claro que en México también ocurre el fenómeno. Hace pocos días, la CNC tiró un dato: más de 450 mil niños migrantes mexicanos interrumpen sus estudios cada año en el país en su afán de llegar a ciudades urbanas y Estados Unidos.

Y como orden dada y no vigilada, no sirve, se creó la nueva oficina a cargo de un comisionado para supervisar el cumpliemiento de los primeros acuerdos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios