18 de Enero de 2018

Opinión

Un Senador chetumaleño en gestación

Desde 2006 la capital del estado no cuenta con un solo Senador de la República; los últimos fueron Eduardo Ovando Martínez (PRI) y Wadi Amar Shabshab...

Compartir en Facebook Un Senador chetumaleño en gestaciónCompartir en Twiiter Un Senador chetumaleño en gestación

Desde 2006 la capital del estado no cuenta con un solo Senador de la República; los últimos fueron Eduardo Ovando Martínez (PRI) y Wadi Amar Shabshab (PAN), a partir de 2000. En la elección presidencial de 2006 el chetumaleño Eduardo Espinosa Abuxapqui persiguió el escaño, pero fue desplazado con un simple gesto por el ex gobernador cozumeleño Pedro Joaquín Coldwell, quien llevó como segunda de fórmula a la cancunense Ludivina Menchaca Castellanos, del Verde Ecologista. 

En 2012 el ex gobernador cozumeleño Félix González Canto prácticamente saltó de la silla de Palacio a la candidatura senatorial, como segundo de a bordo pero con tremendo vigor electoral que le permitió arrastrar al “Niño Verde” Jorge Emilio González Martínez.

En 2018 es imposible que el ex gobernador golondrino Roberto Borge sea candidato del PRI al Senado –y eso que en política hay pocas cosas imposibles–, pero además este partido balcanizado ya no es favorito y cuando mucho puede aspirar a la senaduría de primera minoría, según el estado del tiempo político de estas semanas. 

El PRI ya se quedó sin ex gobernadores competitivos, a menos que suelten a Mario Villanueva y lo liberen de todas las acusaciones. Aquí llama la atención la extrema debilidad de priistas chetumaleños que se revuelcan en su mediocridad, por lo que cuesta mucho trabajo mencionar un par de figuras con musculatura para esa competencia. Cora Amalia Castilla Madrid –delegada del ISSSTE– está solitaria en el tablero, pero los priistas se han especializado en dinamitarse. 

Fuera del agujereado campamento tricolor, el ex priista chetumaleño José Luis Pech Várguez se perfila como ligero favorito como candidato de Morena al Senado, ya que la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador puede llevar en hombros a un candidato interesante, sin que tenga que ser un fenómeno electoral.

PAN y PRD no cuentan con chetumaleños aptos para esta batalla; en el caso de los blanquiazules, fueron abandonados por Wadi Amar Shabshab y José Francisco Hadad Estéfano, ex dirigente del partido. Del PRD ni hablar, ya que sus sucesivas dirigencias cancunenses han despreciado a la capital y este partido ya no es garantía de triunfo desde que fue abandonado por López Obrador, quien en 2012 llevó al escaño a Lady Senadora Luz María Beristain. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios