22 de Septiembre de 2018

Opinión

Una comisión ausente

El primer día de agosto de 1997 se creó la Comisión Estatal de Arbitraje Médico...

Compartir en Facebook Una comisión ausenteCompartir en Twiiter Una comisión ausente

El primer día de agosto de 1997 se creó la Comisión Estatal de Arbitraje Médico como un órgano desconcentrado de los Servicios Estatales de Salud, con plena autonomía técnica para emitir sus opiniones, acuerdos y laudos. 

Tal Comisión –emergida en el período del gobernador Mario Villanueva Madrid– tuvo un desempeño tan deficiente como efímero, hasta que fue desechada.

Se trata de una deuda pendiente con la sociedad, ya que desde hace 14 años es nula la defensa de los usuarios de los servicios de salud y quedan desempeños en entredicho, sin que sea posible deslindar responsabilidades por la falta de un equipo especializado que evalúe los casos con microscopio, investigando a fondo y sin restricciones.

Precisamente, cinco Legislaturas locales se han negado a tomar al toro por los cuernos, pese a que es su responsabilidad directa e ineludible. Incluso, algunos galenos han arribado al Congreso local –entre ellos el priísta Manuel Aguilar Ortega–, sin entrarle de lleno al tema para ir más allá del discurso de ocasión.

Mientras la gente denuncia negligencia médica en la salud pública, los casos que quedan impunes ocurren s obre todo en zonas pobres que al igual que el resto de la sociedad deben soportar largas colas y horas para adquirir la atención médica, hospitalaria y, en algún caso de gravedad, una intervención quirúrgica.

Jamás podrá silenciarse a aquellos pacientes que protestan por la falta de atención médica, escasez de medicamentos y, evidentemente, en los casos más graves de negligencia médica.

Hoy la sociedad exige una atención honesta y útil en lo que refiere a la salud y reclama ahora que permanece desactivada la actuación de la Comisión Estatal de Arbitraje Médico, cuya tarea es intervenir en los casos en los que haya deficiente o nebuloso desempeño en los consultorios, clínicas y hospitales.

La Comisión Estatal de Arbitraje Médico deberá ser debidamente reconstituida para contener en tribunales las arbitrariedades médicas que entorpecen el desarrollo humano y, sobre todo, como una integración defensora del pueblo.

Bien convendría repasar sesudos tratados internacionales que al respecto han sido publicados a nivel mundial sobre técnicas de salud para lograr confesiones satisfactorias.

Un paciente vulnerado declara cualquier cosa con tal de librarse del dolor. Sólo la pesquisa científica arroja datos irrefutables para velar que los pacientes en ciernes no sean presas de negligencia médica y se olviden las peroratas académicas al no dedicarse profesionalmente con la filosofía del Juramento de Hipócrates.

En apariencia esta Legislatura pasará a la acción, resucitando la prioritaria Comisión Estatal de Arbitraje Médico, dando una muy buena noticia a Quintana Roo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios