15 de Diciembre de 2017

Opinión

Una Mérida global en la nueva era

Las ciudades se han convertido en espacios estratégicos para concentrar y organizar la red de intercambios que caracteriza la economía mundial contemporánea.

Compartir en Facebook Una Mérida global en la nueva eraCompartir en Twiiter Una Mérida global en la nueva era

Las ciudades se han convertido en espacios estratégicos para concentrar y organizar la red de intercambios que caracteriza la economía mundial contemporánea.

En la actual globalización económica, los flujos de información, capitales, productos y personas, que recorren el planeta, en una red de alta complejidad, tienen como elemento estructurante a las ciudades, que se constituyen en los nodos que alojan la infraestructura y los servicios avanzados necesarios para que esta red de flujos opere adecuadamente. De hecho, las ciudades son los verdaderos elementos que dan forma, organizan y dan soporte a la economía mundial. En este contexto, las ciudades que no procuran articularse a esta logística, ya sea a nivel mundial, continental o regional, quedan progresivamente marginadas de los procesos de desarrollo.

Es en esta red de intercambio de flujos en donde se estructura el sistema mundial de ciudades, en el que cada ciudad tiene el papel que le permiten jugar su infraestructura y sus servicios, sus capacidades y su integralidad, y su mejora continua; este sistema mundial de ciudades es un sistema dotado de alta flexibilidad o variabilidad, en el que el papel y la posición jerárquica de cada ciudad no es fija, sino altamente cambiante, en función de su adaptabilidad a las demandas del sistema global.

En esta red de flujos las ciudades deben establecer asociaciones con otras ciudades, complementando sus capacidades, para atraer y generar nuevos flujos, a través de su complementariedad, a fin de integrar subsistemas calificados con capacidad de competir en el sistema mundial.

A nivel regional, Mérida tiene un conjunto de vocaciones y capacidades que no han sido aprovechadas y estructuradas adecuadamente; la educación, la salud, el comercio, el turismo, incluso la maquila, son campos en los que la ciudad debería tener una estrategia perfectamente estructurada y validada por la sociedad; nuestra ubicación estratégica es otro elemento que no hemos aprovechado adecuadamente.

Comencemos esta nueva era de la cronología maya con una visión estratégica de Mérida y sus verdaderas capacidades; esto depende de nosotros, que debemos impulsar la inserción de Mérida en el sistema mundial de ciudades.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios