17 de Agosto de 2018

Opinión

Una nueva Marcha al Mar

Se pretende ampliar los puertos de Altamira, Ciudad del Carmen y Progreso, lo que impulsará el desarrollo de las actividades navales y marítimas.

Compartir en Facebook Una nueva Marcha al MarCompartir en Twiiter Una nueva Marcha al Mar

El presidente Adolfo Ruiz Cortines (1952-1958) puso en práctica el Programa de Progreso Marítimo al que se llamó Marcha al Mar, con el objetivo de llevar a las zonas costeras los excedentes de la población del altiplano y lograr un aprovechamiento sustentable de los recursos marítimos, además comprendía la creación y mejoramiento de 70 puertos. Hubo entonces un despegue de las cooperativas pesqueras, se creó la Comisión Nacional de Pesca, se privilegió la investigación y vino el auge de escuelas como los Cet del Mar y las Técnicas Pesqueras. 

Como ocurre con los planes sexenales, esa marcha se detuvo y entró en una especie de letargo. Pero el pasado miércoles, al celebrar el Día de la Marina, el Presidente recordó que en las aguas nacionales aún existen grandes posibilidades de desarrollo, y dio algunos datos que hacen suponer que se ha retomado esa marcha al mar.

Dijo que México es tercer productor pesquero de América Latina y el décimo sexto del mundo; tenemos rutas marítimas a 145 países, y el país es destino obligado de las navieras más importantes del mundo; cada año los puertos reciben a 5.6 millones de pasajeros y movilizan 370 millones de toneladas de carga y 5 millones de contenedores, y se pretende duplicar esta capacidad.

Entre los proyectos en marcha destacan la ampliación de los puertos de Altamira, Ciudad del Carmen y Progreso, y nuevas instalaciones en Coatzacoalcos, Matamoros, Seybaplaya, Tuxpan y Veracruz, lo que necesariamente impulsará el desarrollo de las actividades navales y marítimas.

Y lo mejor: Se ha dado renovado impulso a la Marina Mercante, y actualmente se cuenta con 739 embarcaciones mayores, lo que ha fortalecido la educación náutica al incrementarse en 187 por ciento el número de egresados de las escuelas náuticas en Mazatlán, Tampico y Veracruz.

Además, nos parece que se dio un justo equilibrio a la conmemoración de la efeméride que -como hemos insistido- no es privativa de la Armada, sino de todo el sector marítimo, y la Mercante tiene gran mérito en la nacionalización de la Marina.

Sin duda los marinos mexicanos navegan con buen viento y buena mar.

Anexo "1"

La soga en casa del ahorcado

En la conmemoración del Día de la Marina, el Presidente no pudo resistirse a mencionar la iniciativa de reforma que envió al Senado para actualizar el marco legal de la Administración Marítima y transferir las funciones de las Capitanías de Puerto a la Secretaría de Marina. 

Por más que el Ejecutivo argumente que con esa reforma se pretende elevar el nivel de eficacia con que operan estas instalaciones y garantizar la seguridad y la protección de las actividades marítimas nacionales e internacionales, los marinos mercantes han dicho no a su propuesta y están dispuestos a defender esas posiciones.

¿Hacía falta hacer sentir incómodos a los pilotos, capitanes de puerto y prácticos que le acompañaron en Manzanillo?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios